¿Realmente tu organización es del S.XXI?

organizacion

Esa es la pregunta que lanzo hoy!!!

¿Realmente eres propietario, diriges o trabajas en una organización del S.XXI?

Las organizaciones del S.XXI son (o deberían ser) totalmente diferentes, en algunos aspectos, a las del S.XIX y también a las del S.XX.

Ha habido momentos en la historia de la evolución de la humanidad para todo, y creo que podemos estar agradecidos a la Revolución Industrial, por todo el desarrollo que nos trajo a finales del XVIII y durante el S.XIX,  especialmente en lo que a la industria manufacturera se refiere. Y también a la Revolución Informática, que aunque continúa, considero que fue el gran cambio del S.XX, logrando que podamos disponer de información con gran facilidad y velocidad (también de desinformación) y estemos mucho más conectados entre toda la humanidad (aunque también con el riesgo de desconectarnos del contacto real con el entorno, de la naturaleza y de nosotros mismos – ver Abuelos conectados, abuelos desconectados).

Esas grandes revoluciones nos han dado grandes instrumentos, y como bien sabemos, con (casi) todo lo que existe se puede hacer buen o mal uso. Como cantan Fito y Fitipaldis, “Siempre es la mano y no el puñal nunca es lo que pudo haber sido“. Y como en otra canción suya, que ya comenté hace un tiempo, uno de los riesgos de la suma de “proceso industrial” + “conectados tecnológicamente”, es perdernos ante lo realmente importante (“Las cosas importantes aquí, son las las que están detrás de la piel”).

Así que, para ir concretando, las organizaciones del S.XXI son aquellas que saben hacer buen uso de esas herramientas, y para lograr que las organizaciones sean así, lo necesario es que las personas que la forman sean personas desarrolladas en su máximo potencial. Personas comprometidas con ser su mejor versión. Personas que se saben, sienten, experimentan, felices y conectadas. Personas conectadas con su propósito y que saben disfrutar de su trabajo y de su ocio, personas equilibradas en todos los aspectos, tanto física, mental, emocional y energéticamente y con unas redes sociales (las reales, las de carne y hueso) sanas y saludables.

Por eso, Ahora Es El momento de que las organizaciones que son o quieren ser las que tienen un buen presente y un futuro previsiblemente bueno, deben apostar por sus personas, por la felicidad, por el desarrollo de habilidades y potencialidades que nada tienen que ver con la técnica ni la tecnología, para hacer buen uso al incorporar éstas. Por personas dentro de sus órganos que hagan que exista salud en cada órgano y que entre éstos existan las conexiones y sincronías que marcan la diferencia, que cada una de las células que compone la organización esté sana, y si alguna no lo está se pueda sanar por simbiosis con el entorno o realmente pueda expulsarse para facilitar la salud de la globalidad.

Las organizaciones del S.XXI son y serán aquellas que todos los stake holders (no solo los accionistas, o no solo los clientes) veamos y  sintamos como “una BUENA organización”. Y que, inevitablemente, para que eso sea así, veremos a sus trabajadores (desde el D.General al operario, administrativo, becario, etc…) y sentiremos que son personas armónicas, conectadas, con unos valores saludables para todos y acordes con los de la organización, desarrolladas, que dan lo mejor de ellas mismas por que les apetece y es lo que surge de modo natural.

Así que, si ya trabajas en una organización así, te felicito y agradeceré que comentes el post. Y en caso de que sientas que tu organización está en ese camino para ser una organización del S.XXI y sientes que un apoyo externo puede ser de utilidad, te invito a ver el Programa de Trans-Formación Personal de 6 meses con el Método Catalyzing, que empezamos en enero y que permite que las personas que lo realicen obtengan esa Trans-Formación hacia su máximo potencial, hacia ser su mejor versión, hacia lograr ser quienes son realmente para aportar lo mejor de ellas al mundo (y te recuerdo que, como mínimo, un tercio de su aportación en vigilia al mundo es a través de tu organización).

Gracias por leer, comentar y compartir!!!!!

Catalyzing formación 1 - copia

 

Anuncios

Des-cargar y re-cargar

abrazo arbolEste fin de semana he estado realizando un intensivo como cierre del primer nivel de una formación. Y lo hemos hecho en un espacio fantástico, con un entorno natural precioso que lleva al título del post. El pueblo es Molló, totalmente inmerso en la naturaleza de los pirineos, y nos hemos alojado en el Hotel Can Calitxó, con un trato por parte del personal, tanto de recepción como de restaurante, a destacar por ser muy agradable.

Como parte de la formación, estuvimos el sábado por la mañana realizando unos ejercicios en el bosque, lo que nos permitió re-conectar con los árboles y con la naturaleza en general. Y esa re-conexión como adulto, es algo natural y que mi hijo, como niño, lleva de serie (y creo que todos lo llevamos al nacer). Si, mi hijo desde hace ya varios meses (tiene poco más de 2 años) se abraza a los árboles del parque por el que paseamos con nuestra perra, y también nos invita a mi mujer o a mi o sus abuelas a hacerlo.

Y tanto lo que de manera natural e intuitiva hace mi hijo, como lo que he realizado de un modo más adulto yo este fin de semana, nos facilita Des-cargar y Re-cargar. Así, el contacto con la naturaleza permite que nos descarguemos de los excesos de energía densa acumulada (especialmente en la ciudad totalmente aislados gracias al asfalto y hormigón), y que nos recarguemos de energía limpia y sanadora. Todos damos por válido que realizamos con los árboles un perfecto intercambio de oxigeno y dióxido de carbono mediante nuestras respiraciones y la fotosíntesis. Pero el intercambio es mucho mayor, ya que también intercambiamos energía a otros niveles.

Y ese intercambio lo percibimos todos, aunque no procesemos cognitivamente ese beneficio. Creo que no conozco a nadie que no se sienta bien tras una jornada en la naturaleza (hablo de jornada en condiciones normales, un paseo, treking suave, bicicleta, escalada, …. ). Es más, gran parte de mis clientes de procesos individuales han logrado mejoras de relaciones, de claridad mental, de capacidad de decisión, de fijación y logro de objetivos, etc… en parte gracias a incorporar en sus vidas un contacto mayor con la naturaleza.

Y es que ese contacto con la naturaleza (y en especial con los árboles) nos afecta a nivel energético, a nivel mental, a nivel hormonal, a nivel físico, si nos atrevemos a verlo, también a nivel espiritual y a todos los niveles. Todas las culturas antiguas han tenido integrada esa conexión con la madre naturaleza, y la necesidad de fluir con ella, de estar en  contacto dando y recibiendo, con respeto. Y nos fascina ver esa conexión en la película Avatar, o en Pocahontas, cuando es tan solo un reflejo de lo que ya es en nuestra realidad si lo permitimos.

Cada vez más personas dedican algún tiempo a cuidar un huerto urbano “alquilado” en la ciudad. Cada vez más personas están instalando su propio huerto en la terraza o el terrado de casa. Cada vez más personas encuentran la manera de volver a tener ese contacto de re-equilibrio.

¿Cuándo y cómo te permites esa conexión? ¿Eres consciente de cómo te beneficia? ¿Te dejas fluir o mantienes rigideces aprendidas para evitar el “qué dirán”?

Atrévete a cambiar!! Ahora!!! Ves al bosque y abrazo a los árboles, y si te es complicado ir con asiduidad, abraza el que tengas cerca, que hasta en la Av.Diagonal en Barcelona, o en el Paseo de la Castellana en Madrid, tienes opciones para hacerlo cada pocos metros. Y si ves a alguien en el centro de la ciudad en contacto con la naturaleza, piensa si quieres reírte o si en lo más profundo de ti lo que te apetece es atreverte a re-conectar.

Gracias por leer, comentar y compartir!!!

Lo difícil que lo tenemos por las facilidades de las que disponemos

tecnologiasHoy he visto un vídeo que me ha conectado directamente con el título del post. Quizá lo hayas visto, y es momento para volver a verlo. O quizá no lo hayas visto todavía, y es momento para disfrutar el mensaje que aporta (altamente recomendable)

En los talleres que facilito que incluyen la comunicación, hablamos mucho sobre temas relacionados con lo que aparece en este cortometraje genial, que muestra claramente la grandeza de todo nuestro sistema perceptivo y expresivo, y cómo eso permite que nuestra comunicación y nuestras relaciones sean satisfactorias.

Sabemos, por que lo hemos oído decir muchas veces, que cerca un de 90% de la comunicación es no verbal. Así y todo, continuamos insistiendo en el uso indiscriminado de la comunicación mediante el uso de las tecnologías de las que disponemos. Y el corto nos muestra (no solo nos dice) cómo realmente la comunicación no verbal es fundamental para garantizar el entendimiento.

Una conversación vía skype o hangout, en la que nos vemos las caras y compartimos voz, pierde parte de la comunicación no verbal, por tema corporal y por contacto energético directo, aunque sigue siendo bastante eficaz (si no hay un lapsus muy importante entre que emitimos y recibimos el mensaje)

Una conversación telefónica pierde gran parte de la comunicación, todo lo que tiene que ver con gestos y postura corporal. Mantenemos de todos modos el volumen, la entonación, el ritmo, sonidos de asentimiento, silencios, ….

Un correo electrónico bien escrito, acostumbra a permitir trasladar un mensaje muy parcial, y que sea tan solo para temas muy específicos, ya que le falta, a parte de lo que a los casos anteriores, la entonación, el volumen, el tono…..

Y cuando hablamos de wapp….. la comunicación puede ser realmente nefasta, ya que pierde absolutamente todo excepto las palabras (si están bien escritas). Muchas veces se cruzan mensajes al escribir simultáneamente, por lo que se responde a temas que ya aparece la respuesta; se escribe con falta de signos de puntuación, sin saber si las frases acaban o empiezan, si van unidas o son independientes, …. y, por supuesto sin nada de información gestual, corporal, tonalidad, ……

Así, el vídeo que comento nos muestra lo que puede suceder por mantener una conversación mediante wapp. Disponemos de tecnología para hacernos la vida más fácil (pe “llegaré 30 minutos tarde. Cuando llegue hablamos. Un beso”) y evitar dificultades y malos entendidos. Y en vez de ese buen uso acostumbramos a hacer un uso desmesurado, con una necesidad de conexión instantánea, con sensación de requerir respuestas para ayer, sin poder descansar y tener que estar pendientes…. Como ya comentaba en un post de octubre del 2012, no se si nuestros abuelos están (estaban) más conectados por estar desconectados (ver abuel@s desconectad@s, abuel@s conectad@s)

Os dejo sin más un link al cortometraje que comento. Son 5 minutos para disfrutar viéndolo y dejárselo sentir. “Yo tb tq

Si logras mejorar un poco tu comunicación será genial.

Y si deseas hacer algo más para mejorar tu comunicación y tus relaciones,

el 18 de julio puedes disfrutar de este taller en Barcelona:

Comunicación Asertiva, Relaciones y PNL

Gracias por leer, comentar y compartir.

Crear Creyendo

Y tú qué creesEsta tarde he estado compartiendo unas horas con compañeros facilitadores de Psych-k, y entre ellos también estaban la instructora con quien me he formado, Eva Sandoval, y su compañera del alma, Lorena Sabugal.

He estado hablando con varias personas, de diferentes temas, y ha habido uno en especial que es el que me ha inspirado  a escribir este post y “pasar por delante” de otro que estaba gestándose 😉

Bien, en realidad han sido dos los temas, totalmente relacionados:

Aprovechando que en marzo se publico el primer libro escrito por Eva, que ya está en su segunda edición, “¿Y tú qué crees?“, y que no pude ir a la presentación del mismo, lo he comprado esta tarde para que Eva me regalase una dedicatoria en el mismo (y para leerlo con esa vibración extra de la energía manuscrita de su autora). Pues bien, incluido en la dedicatoria estaban las palabras que dan título al post, o sea que la autoría de las mismas es de Eva, aunque me siento co-creador ya que ha comentado que no le suena haberlo escrito nunca de esta manera (con el crear en gerundio). Y es curioso, ya que si que “creer es crear” lo hemos repetido miles de veces, al menos en muchos de los grupos de personas con los que me relaciono, como los facilitadores de Psych-k. Y Si, en eso estamos, en ir creyendo en todo aquello que me acerca a lo que realmente deseo, creando de ese modo mi realidad.

Y dentro de ese hacer haciendo, que es la única manera, y que mejora mucho cuando esa creación es creyendo en lo que me libera, me potencia, y me posibilita, viene el siguiente punto relacionado. Una compañera ha bromeado preguntado si ya habíamos balanceado (es lo que hacemos en Psych-k para “instaurar”) todas las creencias, a lo que yo he respondido (también bromeando) que hoy acababa, que como ya tenía el libro, iba a ir directamente a la última página, donde aparecen las únicas tres creencias que es necesario “creer” para ser feliz, y que todas las demás y el libro entero, tan solo son una preparación, un camino, para llegar, finalmente, a esas tres. Así que me dirigía a localizar esas tres creencias (ficticias) en la última página, y al abrirla mi dedo pulgar estaba señalando mi nombre. Si, si, mi nombre. Yo he alucinado más de lo que lo haces tu ahora al leerlo. Lo importante no es el motivo del por qué aparece mi nombre (aunque agradezco mucho que Eva me haya incluido en los agradecimientos) si no que al señalar yo mismo mi nombre he entendido que estaba creando mi realidad creyendo lo que en ese momento pasaba por mi mente.

He estado creyendo que en la última página estaban las únicas tres creencias necesarias, y allí han aparecido, en mi, ya que tan solo yo puedo definir cuales son esas tres creencias. Así que la respuesta es esa:

Mis tres creencias imprescindibles las defino yo. Yo creo mi realidad creyendo. Y para mi esas tres creencias que han surgido en ese momento son:

Creo en mi

Creo en la vida

Creo en el amor

El “creer”, en estas frases incluye el confiar, el ser consciente,  y el vibrar en la frecuencia que conecta las tres realidades: a mi, a la vida y al amor. Y desde ahí agradezco que las causalidades de la vida me lleven a mi felicidad como Co-creador de mi realiad.

Aunque son las que a mi me han surgido, será genial que quien resuene con ellas las utilice para crear su propia realidad.

Ahora voy a leer el libro, para añadir más poder a a mis creencias, a mis creaciones  y a mi capacidad de transmitir que la realidad de cada uno se crea creyendo.

El placer de abrazar, el Poder de un abrazo.

abrazo peques
Es increíble cómo me gustan los abrazos. Y no es que durante mi vida haya sido de abrazar mucho. La verdad es que durante mucho tiempo creo que tuve un gran déficit de abrazos, y de contacto físico en general, igual que de expresión de emociones y sentimientos.

Pero eso ya forma parte de mi historia personal y en la actualidad aprovecho las ocasiones que la vida me brinda (o que yo creo) para poder dar y recibir un abrazo.

Tengo la suerte de que mañana Nahual, nuestro hijo, cumple 2 años, así que durante estos dos años a él lo he abrazado mucho, y él hace un tiempo que también me abraza a mi. Y desde hace casi 3 meses, también abrazo a Eluney, nuestra hija menor.

Y también abrazo a Anna, mi mujer, y a algun@s amig@s, y diría que a todos mis clientes, al menos yo se lo pido y no recuerdo negativas a esas peticiones.

Y si, cada vez que me abrazo, me nutro, mi cerebro procesa mejor información que va directa a algunas glándulas para segregar sustancias beneficiosas para mi organismo, y mi corazón mejora su coherencia, y nutro mi espíritu, y mi campo energético, y mis ganas de reir y compartir, y me siento más en paz. Y ahí es donde el placer está presente, y donde el Poder del abrazo se manifiesta.

Y cuando, de repente, Nahual decide abrazar a Eluney, siento algo indescriptible, que resumiré como AMOR. Y no solo abraza a su hermana, si no que tras una semana en una nueva guardería, abraza a su educadora y a varios de sus compañeros. Me encanta que refuerce sus vínculos, que exprese emociones, que se deje querer y que demuestre sus sentimientos amorosos, y permita, de este modo, que su organismo le regale más salud, más bienestar, más paz y armonía. Y si crece abrazando en vez de “aprender” a abrazar pasados los 30, mucho mejor para él 😉

¿Y tu, cómo y cuándo abrazas?

abrazo

Esa pequeña Gran Abeja Maya

mayaUna de las muchas ventajas de tener un niño pequeño en casa es que me permito mirar dibujos animados en la TV. Si, me permito ver junto a él algunos dibujos, de los que a veces aprendo cosas muy interesantes y que considero tienen (algunos de ellos) un trasfondo realmente interesante, especialmente para los mas pequeños y su desarrollo mental y emocional equilibrado.
Y hoy voy a hablar un poco sobre la abeja Maya. Lo primero que me sorprendió es que se trata de una re-versión de la que yo veía de pequeño, ya que ahora parece que sea en 3D, y eso hace que todavía me guste mas verlo. Pero no quería hablar de “imagen”, si no de que en esta serie de dibujos, hay muchos ejemplos de buenos valores. Con buenos valores me refiero a valores que, vividos como propios y compartidos con el resto de semejantes, hacen que la sociedad sea mejor y las personas (o abejas u otros insectos) sean más felices.

Y de lo que hoy quería hablar es del inicio de la serie, de los primeros capítulos. Esa abejita nace, como todas, en un panal en el que su madre, la reina, va teniendo descendencia. Lo habitual, y lo que se muestra en la serie, es que esas abejas sigan una “instrucción” y vivan en el panal con el resto, saliendo del mismo para realizar las tareas de recolección y poco más, salvaguardando la seguridad del panal y poco más.

Pues resulta que Maya, desde el principio, se queda maravillada de lo que ocurre en el exterior del panal, del grandioso mundo del prado, de los colores, los olores, los otros animales y las plantas que allí habitan. Y así, esa abejita, solicita poder vivir en el prado, en ese lugar en el que la magia ocurre, en el que luego, gracias a eso, Maya consigue cosas muy buenas, para ella en primer lugar al sentirse libre y en constante evolución, para el resto de abejas de su panal, para muchos amigos animales del prado (grillo, escarabajo pelotero, hormigas, ….) incluso para las “enemigas avispas” y la “malvada y gruñona” araña, a la que también ayuda en más de una ocasión.

En estos momentos seguramente ya tienes en mente (consciente y/o inconscientemente) que es una metáfora perfecta de la zona de confort (el panal, donde todo sigue unas normas y está totalmente controlado, haciendo que cada día sea igual que el anterior) y la zona mágica, la zona de crecimiento (el prado, donde cada día hay algo nuevo a conocer, algo que aprender, nuevos retos, y nuevas oportunidades para ser más feliz, disfrutando de cada día, aunque sea con algo menos de “aparente” seguridad).

Así que, viendo la serie, pensé que es genial que much@s niñ@s crezcan modelando a esa abejita, y sientan esa ilusión por la vida, por mejorar, por investigar, por probar, por volar algo más lejos cada día, por VIVIR!!!

A ver qué te resuena a ti si estás leyendo estas lineas. ¿Qué parecido tienes con Maya? ¿Cuándo y Cuánto sales del panal? ¿Cómo te sientes en el panal? ¿Y fuera de él? ¿En que grado sientes que vives tu vida?

SI te apetece explorar más el prado, si quieres crecer, si quieres una mejora, y quieres hacerlo con mayor eficacia y eficiencia, puedes elegir ir acompañado en parte de ese trayecto. Como dicen en África: “Si quieres ir rápido, ves solo; si quieres ir lejos, ve acompañado”. Así que aprovecha que la historia de Maya te ha movido algo dentro y contacta conmigo para descubrir cómo el CATALYZING® te puede ser de utilidad.

Hasta pronto!!!! Un abrazo!!!!

El Don de Campanilla

disney-campanilla-6993Hace pocos días he tenido el placer de co-facilitar junto a @FrancyGabetti un taller para una empresa con el título “Intuición y Propósitol” dentro del Programa de Desarrollo del Liderazgo que desde @Pinea3LivingOrg ofrecemos a algunos clientes. En este taller estuvimos tratando en tema del Propósito Personal, de la Misión de Vida, de la función en la que podemos brillar más, de nuestro Don.

Lo trabajamos conjuntamente con la intuición, ya que, entre otras cosas, consideramos que una intuición despierta, una conexión mayor con todo lo que nos sale de la esencia personal (por naturaleza y por lo que hemos aprendido), es fundamental para que el Propósito sea correctamente re-conocido, conocido desde la pureza, sin todos los filtros mentales de lo que creemos que es mejor o peor, de lo que da prestigio, lo que está “bien pagado”, lo que mis padres esperan de mi…..

Y hoy, gracias a utilizar la excusa de tener un hijo pequeño, he visto la película “Campanilla” de Disney. Y si te preguntas qué relación tienen, ahí va lo que yo he visto, y que me ha parecido fascinante:

1) Campanilla no “acata” lo que le dicen sobre su Don sin mas. No acepta (en parte por prejuicios) ser “tintineadora” (reparadora, mecáncia). En vez de eso, ya que aceptarlo y dedicarse a esa labor parece que le impediría ir a “Tierra Firme”, que es su mayor deseo, decide explorar los otros dones de otras hadas, aprender de ellas para realizar otras tareas que parecen “superiores” y así poder ir a cumplir su sueño. Se esmera por “encontrar” el Para Qué sirve, probando, con voluntad, con esfuerzo, con persistencia, con dificultades, con poco éxito.

2) En el momento en que Campanilla se relaja, se olvida del éxito,  y está centrada, de modo intuitivo, empieza a fluir con su Don. De repente todo en ella es congruente, todas sus habilidades se ponen al servicio de lo que ella es, de quien es, la mejor tintineadora. Y dese allí, da lo mejor de ella, mucho más de lo que el resto podría esperar, sin esfuerzo (si con trabajo, constancia, persistencia y paciencia). Y gracias a eso, el mundo de las hadas (y, por ende, el nuestro, ya que son sistemas interconectados) sale beneficiado y recibe lo mejor de Campanilla. Ella aporta al mundo lo mejor al ser coherente y congruente con quien es, con lo que es, con lo que se le da mejor, y lo que le hace sentir bien, todo alineado. Y con esto consigue, ya sin “necesitarlo”, al sentirse bien simplemente por estar realizada, ir a Tierra Firme.

Como resumen, ella se permite conectar con su Don tras explorar, y conectar, por que ella así lo siente, no por que alguien se lo haya indicado o por que otros lo decidan o le marquen el camino. Y cuando desde su centro decide sabiendo que esa es su esencia, que ese es su Don, todo fluye.

 

Deseo realmente que alguna de las personas con las que tuve el placer de estar realizando el taller (si son todas mucho mejor) re-conecte con su Don, con su Propósito (o lo mantenga si ya estaba conectad@) y lo desarrolle de manera intuitiva, congruente, fácil, fluyendo, conectad@, y así, de ese modo, la empresa y el mundo reciban de esa persona lo mejor que tiene para dar.

Y este deso lo hago extensivo a cada una de las personas del planeta, y me permito aquí lanzar una petición a todas las personas que tratan con niños y adolescentes: dejad que el Don Natural emerja de ello@s, facilitad que fluyan con quien son, permitid que se desarrollen plenamente para que sean su mejor yo y sean felices al dar de manera congruente. Es mucho más sencillo, sano y beneficioso para todos que así sea.

Gracias