Papá del S.XXI – Papá consciente

Nahual-OscarHace ya unas semanas, paseando por un parque con Nahual (mi hijo) y Nala (mi perra), tuve el placer de conocer a una mujer que paseaba a su perro. Lo que dio pié a la conversación que mantuvimos durante algo más de media hora, fue la frase que me dijo y que da título a este post: «mira, un papá del Siglo XXI».

A lo que hacia referencia su comentario, y sobre lo que estuvimos compartiendo, es la diferencia entre los papás del S.XX y los actuales (algunos). El nivel de consciencia con el que algunos nos permitimos vivir la paternidad hoy en día es muy diferente a lo que se pudieron (quisieron) permitir muchos hombres de generaciones anteriores. Hace unos años también había papás paseando a sus hij@s con el cochecito, también había papás que les daban el biberón, también había papás que llevaban a l@s niñ@s a la guardería, o al médico. Lo importante no es tanto el «qué» se hacía y se hace, si no el «cómo» se hace, «desde dónde».

Y ahí es donde existe una gran diferencia entre el «ayudar» en la crianza y cuidado de l@s hij@s (igual que «ayudar» en las labores domésticas, «a mi mi marido me ayuda mucho en casa y con los niños») o co-criar a l@s hij@s, tener clara que la decisión de ser padre es una gran responsabilidad y que desde que esa decisión se convierte en un hecho las prioridades pueden (si no deben) ser diferentes. Ese cambio para mi hace  hoy un año que sucedió con el nacimiento de Nahual, y desde entonces puedo, quiero, y hago, que él sea una parte fundamental de mi día a día. La conciencia de co-criar me permite disfrutar del proceso. Ya no sirve aquello de darle un beso de buenas noches a l@s niñ@s en la cuna o la cama al llegar por la noche a casa tras una larga jornada de trabajo. A mi no me sirve ser «esa persona que a veces está en casa, compra muchos juguetes, da algunos besos y riñe cuando la mamá dice que l@s niñ@s se han portado mal».

Tengo la suerte (aunque tod@s sabéis que la suerte no existe) de poder disfrutar la mayoría de días de esos paseos por el parque con Nahual y Nala. Tengo la suerte de poder estar escribiendo esto con muchísimas interrupciones para abrazar a Nahual, cambiarle el pañal, etc… Tengo la suerte de hoy permitirme organizar la agenda para poder comer en familia y ver como Nahual sopla su primera vela. Tengo la suerte de casi cada día desayunar con él, o almorzar, o merendar o cenar. Y hacerlo disfrutando, con conciencia, sabiendo que es una elección y, como todas las elecciones, tiene contraprestaciones, algo que para otras personas sería un inconveniente, o incluso para mi también implica «soltar» muchas cosas para poder abrazar esa paternidad y esa manera de vivir.

El sábado pasado pude disfrutar de asisitir al «I congrés dels Amics de l’Ofici de Viure, Fent camí cap a la nova consciència». En este congreso (que aunque seguro que todos habéis podido entender llevaba el título de «Haciendo camino hacia la nueva conciencia») se trató el tema de la conciencia desde diferentes ámbitos, en diversas ponencias y mesas redondas, incluyendo la retransmisión en directo del programa radiofónico «L’ofici de viure – Què és la nova espiritualitat«. Yo tuve la suerte de pasar la primera mitad del día sentado junto a una mujer que, entre otras cosas, acompaña a una muerte consciente, lúcida, tranquila, digna, …. como voluntaria en cuidados paliativos. Por mi parte, acompaño a vivir con conciencia el embarazo y re-encuentro con los bebés a través del HipnoParto®, y la conversación sobre la importancia de vivir conscientemente el incio y final de esta existencia física fue muy nutritiva. Al mediodía pude compartir el almuerzo con tres maestras de escuela, implicadas en llevar conciencia a los centros formativos, en poner su granito de arena para mejorar el sistema educativo y facilitar un crecimiento de las personas más consciente y respetuoso con la esencia de cada uno. Gracias a estas personas por regalarme sus experiencias y compartir su tiempo.

Y en la mesa redonda moderada por Miriam Subirana, en la que participaron Francesc Torralba, Antonio Jorge Larruy y Pepa Ninou, uno de los temas, que me resonó totalmente con el motivo principal de este post, trató de los valores masculinos y femeninos. Se comentó que el nuevo paradigma en el que llevamos unos años entrando, requiere que los valores femeninos (no necesariamente exclusivos de mujeres) estén más presentes en la sociedad, tanto en las empresas y organizaciones, como en la política, en la educación, en las familias, … Y quizá podamos llegar, tras un periodo de más feminidad (la ley del péndulo me hace pensar en eso)  a un punto en que la dualidad de hombres-mujeres dé paso a esa evolución en la que todas las personas dispongamos de un equilibrio real de valores (tradicionalmente masculinos y femeninos), a una sociedad equilibrada, centrada, consciente….

Y en ese proceso estoy, viviendo conscientemente mi paternidad, acompañando a vivir con conciencia (ver post sobre el día del padre) también la paternidad de todos los hombres que acuden a las sesiones de HipnoParto (muchas veces con miedos diferentes a los de las mujeres, y descolocados, como se resume muy bien en este post de «Los siete temores más comunes de los futuros papás«), y a la conciencia del embarazo y el nacimiento. Y confío en que cada día más mamás y papás vivan esa faceta de la vida (y muchas otras) con conciencia, equilibrio de valores, plenitud, disfrute, responsabilidad y felicidad!!!

Viviendo potencialmente

cuerdas-cortometraje-ganador-del-goya-2014_128992.jpg_37757.670x503Hace ya varios días tuve la suerte de ver el cortometraje cuerdas. Para el que no lo haya visto, lo recomiendo, como básico. Y para el que lo haya visto, me gustará compartir la reflexión y recibir comentarios. Dejo link al trailer ya que hay una petición para no difundir todavía por las redes el corto completo (y las razones me han parecido muy lógicas). Espero que lo veáis en cuanto fluya de manera autorizada.

De eso consta mi reflexión, de esa diferencia en el enfoque vital: vivir realmente viendo la potencialidad de las personas. Cada uno no es solo quien es, si no quien puede ser, lo que puede lograr, cómo puede vivir, y ahí es donde María, la co-protagonista de este gran corto de animación inspirado en hechos reales, destaca, en ver más allá de lo que captan nuestros sentidos, en saber vivir por lo que puede llegar a ser, disfrutando de ese camino de transformación hacia lo posible, y así consiguiendo sonrisas, alegrías, bienestar, aunque no siempre se obtenga el resultado esperado en el momento deseado.

Y la lección del corto es tanto la manera de vivir cuando niña, como el ejemplo de perseverancia, de llevarlo al máximo potencial cuando adulta.

A este gran ejemplo, se le ha sumado en los últimos días el de otro vídeo, que muestra cómo algunas personas se ocupan (no se pre-ocupan) de un chico que tiene frío en una parada de autobús. ¿Qué haces tu para mejorar la calidad de vida de otras personas? ¿Mantienes la mirada para ver más allá de lo obvio o giras la cabeza?

¿Vives en tu potencialidad? ¿Y en la de los demás? ¿Qué necesitas para ver lo que puede llegar a ser?

Y para acabar, dejo un link a un post que escribí ya hace casi dos años sobre «La potencialidad de la bellota«.

¿Estresarme o Meditar?

Nahual

Hoy comparto esta pregunta introspectiva contigo que lo estás leyendo. Como quizá sabes, hace casi 7 meses nació Nahual, mi hijo, y estoy aprendiendo mucho de él, en muchos aspectos. Ya escribí hace 6 meses sobre mi aprendizaje con este gran maestro en Aprend(r)iendo.

En esta ocasión, tras meses de estar optando por una opción mayoritariamente (aunque no siempre lo he conseguido), he  podido constatar el gran aprendizaje, que me confirma muchos de los conocimientos teóricos que he ido adquiriendo: Si yo estoy tranquilo y centrado, Nahual se tranquiliza y ríe o descansa. Si yo me dejo llevar por el estrés o los nervios, Nahual percibe mi energía, mi estado anímico, mis ondas cerebrales, los impulsos electromagnéticos de mi corazón…. y se sincroniza con ellos, llorando desconsoladamente.

Es simple, cuando Nahual está inquieto, nervioso, molesto, con algún dolor,…. quizá no sabe cómo actuar para tranquilizarse. En cambio, los adultos podemos elegir. Y ahí está mi elección: Estresarme al oírlo llorar, o meditar, relajarme, y traspasarle emociones y estados positivos, el AMOR, si, en mayúsculas, aceptando lo que hay y desarrollando la paciencia calmada.

Lo que a mí personalmente me facilita es, abrazando a Nahual, cerrar los ojos, centrarme en mi respiración, relajarla, bajando la frecuencia respiratoria y cardíaca, armonizando los latidos, centrándome en nosotros, en nuestros cuerpos, haciendo un viaje a mi interior, bloqueando los estímulos externos diferentes de ese sistema que en ese momento somos él y yo, sabiendo que soy luz amorosa y la recibo y la emano. Y desde ahí, sostener lo que sucede, los llantos, los quejidos, sintiendo como van disminuyendo, como él va entendiendo que todo está bien, que yo estoy con él y que yo mantengo la calma, demostrando confianza, seguridad, paz y amor.

Esto es extensivo a lo que sucede entre Anna (mi mujer) y yo. Nahual también percibe nuestras emociones, nuestras energías, cómo nos relacionamos como pareja en cada momento, y reacciona a esa manera, sincronizando sus emociones con las nuestras. Si nos demostramos amor, él lo percibe. Si nos estresamos, nos enfadamos el  uno con el otro, él lo recibe y reacciona, enviándonos una señal que descodifico como  “esto no me gusta, no me sienta bien. Sed inteligentes y tranquilizaros, hablad calmados, respetaros, amaros, que eso es lo que quiero para vosotros, para mí, para todos”.

¿Cómo gestionas tú tus emociones en casa? ¿Y en el trabajo? ¿Con los amigos? Aunque seamos adultos seguimos percibiendo todo eso sutil (o no tan sutil) que existe en el ambiente, en nuestros sistemas relacionales, en nuestro cuerpo y mente. ¿Cómo crees que tu actitud, ya sea por acción o por pensamiento-sentimiento, afecta a quien te rodea?  ¿y que recibes del entorno? ¿Cómo quieres que las personas reaccionen a tu presencia?  ¿Qué haces para cambiar lo que no te gusta? Si lo que deseas es respecto, respeta. Si lo que deseas es amor, se amor. Si lo que deseas es felicidad, siéntete feliz. Creer es crear.

Como ya dijo Mahatma GandhiSE TÚ EL CAMBIO QUE QUIERES VER EN EL MUNDO”

 

Gràcies Nahual!!!!

Asertividad Calmada

cropped-gota-en-nenufar.jpgEn alguna ocasión ya he hablado de la perra que vive con nosotros (Nala) y alguna referencia también he hecho a Cesar Millán. Hoy quiero compartir con quien lo desee este vídeo de una entrevista genial entre dos personas que realmente son maestros de la presencia, del control de la mente, el cuerpo, las emociones y la energía. Cada uno de ellos en distinto ámbito, pero tanto César Millán como Eckhart Tolle, aprecian a la naturaleza, al fluir de los seres en el aquí y ahora, y aprovechan lo que otros seres nos regalan como maestros.

En esta entrevista se habla de varios puntos, que no anticipo para que puedas verla y generar tu propia opinión sobre cada uno de ellos. Yo tan solo quiero mencionar lo que ya anticipaba en el título de esta entrada: La Asertividad Calmada.

Para mi hace referencia a aquel concepto de que «el mundo refleja lo que yo soy», a que «yo puedo ser el cambio que quiero ver en el mundo». Mi flujo energético se transmite, mi estado anímico se transmite, mis pensamientos se transmiten, y, como dice una de las leyes universales, cada acción genera una reacción. Así que, aprendiendo algo de estos dos maestros que aparecen en el vídeo, y de lo que resumen sobre la experiencia relacional con perros y humanos, si lo que deseo en mi vida es serendidad, paz, amor, felicidad, ….. lo mejor que puedo hacer es ser un generador de esas emociones y sensaciones y facilitar que fluyan, tanto con perros como con personas, o con otros seres. Desde esa asertividad calmada puedo ser propietario de mi vida, disponer de todo mi poder personal, para fluir amorosamente, ofreciendo acciones que devuelven reacciones acordes a ese modo de vivir, a ese modo de existir, de ser.

Tal como comentan en la entrevista, que el fluir de ese estado de centramiento personal y el disfrutar de una relación sana, agradable, tranquila, centrada….. no sea tan solo con un perro. Aprendamos a estar en el aquí y el ahora y disfrutemos de ese fluir, y aprovechemos la capacidad humana de repasar el pasado y proyectar el futuro tan solo para lo que nos es útil.

(Mientras veía el vídeo Nala ha estado recordándome que está aquí, que lo mejor que puedo hacer es ser congruente con lo que estoy escribiendo, y disfrutar de jugar con ella un rato. Ella también es una gran maestra y al igual que para Cesar, Anna, mi mujer, también y seguro que Nahual, nuestro hijo que nacerá en unas semanas, será para mí un grandísimo maestro, aunque de hecho lo es desde hace ya muchos meses)

Y aquí la entrevista (solo 26 minutos)

Eckhart Tolle – Cesar Millán

Gracias 2012 – Bienvenido 2013

2012 2013Para dar las gracias a este año que finaliza y dejarlo ahí, con todo lo que me ha dado, de manera que pueda iniciar el 2013 abierto a todo lo nuevo que vendrá, que creeré y que creare, plasmo aquí un resumen de los posts escritos, con breves referencias a cada uno.

Empezamos el año con una nueva oportunidad, como cada día, aunque siempre en ciertas fechas nos fijamos más. En este caso era la «Oportunidad de reinventarse«, decidiendo quién quiero ser.

Tras esta oportunidad, hablé de «Mis luces y mis sombras« , de aquello que conforma mi ser, y de lo que, si quiero, puedo tomar conciencia para luego responsabilizarme, potenciando lo luminoso y aceptando lo sombrío para completar mi ser.

A continuación, como consecuencia de las causalidades de la vida, y tras ver unas películas con Anna, mi mujer, lancé una pregunta al aire (o a mi mismo) «¿Mantenemos la Conexión?« que a mi me sirve para re-conectar, conmigo mismo y mi esencia, con mi familia, con mis amigos, con otros seres de este nuestro planeta, y con algo más amplio a todos nosotros, lo llamemos como lo llamemos.

Lo que plasmé en palabras en este blog posteriormente lo titulé «La potencialidad de la Bellota« , haciendo referencia a lo que cada uno podemos llegar a ser debido a que ya lo somos y tan solo hace falta tomar conciencia y responsabilidad. “Todos somos bellotas que estamos cansados de ser comida para los cerdos, y queremos transformarnos en Robles”.

Con esa potencialidad, el siguiente paso fue saber que es bueno «Preocuparme  por lo positivo« , haciendo referencia a cómo enfocar lo que hay, basándome en una exposición de Osho que iniciaba con «Nunca te preocupes por los negativos. Cuando enciendes una vela, la oscuridad se va por sí sola. No intentes luchar con la oscuridad; es imposible, porque la oscuridad no existe…..»

Le daba la bienvenida a la primavera, sabiendo que «Empieza a florecer« , y que eso también lo podemos hacer las personas, y que, como las plantas, para lograrlo es bueno plantearse : ¿Qué haces para escanear tu nivel de salud? ¿Qué es para ti la salud? ¿Verificas tu estado físico, psicológico, emocional, energético, ….? ¿Qué haces para mejorar tu nivel de salud?

Y ese florecimiento primaveral de la persona, también planteaba una nueva cuestión: «¿Solistas o coros?«  en la que hacía referencia a la diferencia entre un grupo de personas y un «ser vivo» de entidad superior como era el Coro de Gospel de TGV que pude ver en directo y me maravilló y que vinculaba al libro publicado por el Centro de Innovación de EADA  “¿Trabajas o colaboras? Team Beat, la eficacia de la cooperación”.

La siguiente inquietud en el blog tuvo que ver con la comunicación propia, partiendo de un consejo que me atreví a copartir: «Escuchemos a nuestro cuerpo« , con toda la información que nos transmite respecto a nuestro estado. Y hablé sobre el poco caso que le hacemos en muchas ocasiones, y las opciones que tenemos, como la meditación, para facilitar ese nivel de escucha activa de nosotros mismos.

Y de los escritos anteriores, entre otras cosas, surgió el siguiente: «Organizaciones – Claves para gestionar y re-energizar tu equipo« en el que hablé de opciones para crear equipo, para mirarlo desde una visión sistémica y novedosa como la que ofrece Pinea3.

Y «Tras el solsticio de verano… mejorar!!!!«. A eso es a lo que invitaba. A aprovechar una época especial del año para relacionarse, respirar, pasear y, por que no, realizar algún taller orientado a la mejora desde una vertiente de autoconocimiento y diversión.

Lancé también «Una idea absurda – como la mayoría de las que consiguen avances significativos«, enfocada en lo que creo que podría haber sido diferente respecto al rescate bancario vs el rescate de personas y de la sociedad en si. Un planteamiento para que muchas personas mejorasen su situación y contribuyesen a una reactivación económica.

Este tema de la banca me genera una emoción muy clara: rabia. Y sin tener ningún vínculo, o si, tuve claro «La importancia de reconocer las emociones« . En este post, que surgía de una serie de TV en la que una protagonista «parece» incapaz de reconocer las emociones, ni propias, ni agenas, por padecer «Asperger», me centré en la suerte de las personas que pueden afectan a su vida gracias a reconocer sus propias emociones, prestarles atención y actuar en consecuencia.

Una de las emociones habituales en los viernes es la alegría, que muchos muestran con la frase: «Por fin es viernes!!« . Aquí me centré en el por qué tantas personas se pasan la semana «amargándose» y planteaba una fórmula: Cambiar cosas que no me gustan + aprovechar lo que si me gusta = mejorar de manera exponencial!!!.

Y las emociones que reconocíamos con anterioridad, junto con haber adoptado una perrita y ser fan de César Millán, me llevó a escribir «Transmitiendo emociones, transmitiendo energía«  y plantear, entre otras preguntas: «¿Y qué acostumbramos a hacer con esas emociones, con esos estados anímicos, con nuestro nivel energético, con lo que transmitimos mucho más allá de las palabras que usamos?»

Posteriormente, un trayecto en tren, me llevó a plantear: «Abuel@s desconectad@s – Abuel@s conectad@s«, donde hablaba de la desconexión que vivimos debido a estar conectados a un mundo virtual cada vez más instantáneo, en el que puedo, ahora mismo, escribir esto que tu, en otro lugar del planeta, puedes leer de manera inmediata, y sin embargo estar desconectado de lo que hace tu hijo, tu marido, tu padre, tu hermano, que está sentado a menos de un metro.

Y esa desconexión, entre otras cosas, me llevó a plantear: «Recuperando el poder personal«, de hacer lo que deseo y desear lo que hago, siendo yo en vez de cumplir con un esquema establecido por otros y que yo creo que debo cumplir.

Y para ese fin, es bueno tener claro «El Norte Personal«, al que también podemos denominar «misión» y que comentaba con la frase: “Hay dos días importantes en la vida de cualquier persona. El día que nace, y el día que descubre el para qué” (William Barclay). Al final ese día en que descubrimos ese norte, esa misión, ese para qué, podemos empezar a actuar congruentemente con eso (y quizá siempre lo supimos de alguna manera y recuperando el poder personal, lo reflotamos).

Y a veces, para recuperar ese poder personal y ver nuestro norte, es útil desgranar «La Montaña de Azúcar« que a veces se forma con pequeños granos (o problemas). Para mi la mejor opción es tratar esa cúmulo de granos de azúcar con cuidado, acariciándolo, normalmente ayudado por un utensilio que lo facilite (como una cucharilla o tenedor), facilitando que los granos más externos se vayan desprendiendo, haciendo la “montaña” algo más pequeña, hasta que de repente se convierte en dos pequeños montículos, mucho más fáciles de manejar, y llegando a disgregarse totalmente en granos de azúcar, totalmente manejables y solubles en cualquier líquido en el que fluir.

Y esa montaña de azúcar, en el caso de una mujer durante el embarazo esperando a un bebé, lo que acostumbra a  formar parte de su norte personal, es bueno tener clara «La importancia de Sam – El papel del Padre« ,que puede facilitar el proceso, tal como Sam se lo facilitó a Frodo en el Señor de Los Anillos (tuvieron claro el Norte personal y fueron deshaciendo las montañas de azúcar que aparecían).

Y para finalizar el año…. nada mejor que invitar con una pregunta: «¿Te atreves a SER?« , combinada con un simple análisis de los verbos copulativos y la diferencia entre «ser y paracer». Una pregunta que nos lleva a aceptarnos tal como somos, a dejar los disfraces que hemos ido adquiriendo para ser más aceptados, y «ser algo». Ya somos, ya eres, ya soy. Pronuncia en voz alta: «YO SOY»!!!

y con eso te invito a empezar este nuevo año, siendo, con todo lo anterior integrado, y limpio, para disfrutar del camino que es vivir cada día, disfrutando del regalo que es SER, aquí y ahora, que es lo único real.

Aprovecho para dar las gracias a todos los que leéis lo que escribo, y en especial a Anna, mi mujer, que, a parte de revisar mucho de lo que escribo, tantas veces es mi primera inspiración a la vez que una compañera en el camino de ser, hacia ese poder personal, conectado conmigo, mis emociones, ella y todo.

Si lees esto en 2012, aprovecha este último día del año. Si lo lees en 2013… aprovecha el día en que lo estás leyendo. Vive y se feliz, hoy y siempre.

Hasta el año próximo!!!!! Un gran abrazo!!!

¿Te atreves a SER?

ImagenSer, estar, semejar, resultar, parecer

Verbo copulativo (del latín copŭla ‘lazo’ o ‘vínculo’) es un tipo de verbo para construir la llamada predicación nominal, en que se identifica a un sujeto oracional como miembro de una clase semántica dada por un complemento atributo (por ejemplo, mi padre es médico). http://es.wikipedia.org/wiki/Verbo_copulativo

Me gustaría hacer comentarios en dos vertientes respecto a esta tipología de verbos:

La primera va dirigida a las diferencias entre ellos, ya que nada tiene que ver SER con ESTAR, y menos con PARECER. Lo desarrollo en un momento.

Y la segunda, y para mí la más importante, hace referencia a una reivindicación sobre esa “identidad” sin la necesidad del “complemento atributivo”.
Veamos el primer punto. Cada vez tengo más claro el abismo que hay entre las personas que SON con las personas que PARECEN. El verbo SER hace referencia a la esencia, a la autenticidad de la persona, a la identidad, a mostrarse de manera nítida, transparente, sin ninguna necesidad de “maquillaje”. Quizá algunas personas utilizan esas máscaras para protegerse, por algún miedo, por vergüenza o por timidez. Y las que no, se muestran como SON. Todo depende de si los motivos para “enmascararse” se aceptan y se superan, de manera que los motivos para SER y MOSTRARSE son los que guían la manera de vivir.
Y en el caso de que esos miedos sean los que dominan, podemos ver esa otra faceta, la de PARECER. Se puede parecer, o aparentar, algo, sin necesidad que tenga nada que ver con esa identidad de la que hablaba en los párrafos anteriores. Y si alguien se dedica a PARECER lo que no ES, genera una incongruencia en su manera de vivir, consumiendo energía innecesariamente, y perdiendo cada vez más la conexión con esa esencia, dejándola en algún lugar de su SER, escondida por muchas capas de PARECERES.

Y esta diferencia entre los verbos, que también podrás ver claramente entre SER y estar, semejar o resultar, es la que me lleva a la reivindicación del segundo punto. Quizá “estar, semejar, resultar y parecer” necesitan de ese complemento atributivo para tener sentido. Pero en el verbo SER, eso cambia, al menos en una acepción. Puedo “ser hermano de…” o “ser doctor en medicina”, o muchas otras cosas, como también “parecer aturdido” o “estar cansado”….. pero está claro que ante todo YO SOY (como cada uno de nosotros). Y ese SER es lo que le da sentido a mi existencia. Un ser es. Como ya decía Parménides, “El ser es y el no-ser no es”, y Descartes con su “Cogito ergo sum” (pienso, luego existo; o pienso, entonces existo) que dan lugar a la existencia del ser, sin necesidad de complemento, y que Shakespeare también plasmó con su “SER o NO SER, esa es la cuestión”, sin necesidad de SER… algo concreto.

Dedica unos minutos a pensar en las personas que admiras, ya sean cercanas a ti o no, famosas o no. Piensa qué es lo que admiras. Y si consideras que han triunfado en algo, qué es lo que crees que les ha ayudado a triunfar. 

Haciendo este ejercicio, yo siempre veo que esas personas SON, y se sienten orgullosas también de todos sus «complementos atributivos», que no son más que eso, complementos a su esencia, a su SER. A su ser con sus luces y sus sombras, tomando conciencia de qué significado tiene ese SER y lo que esa identidad les puede guiar hacia una vida congruente.

¿TE ATREVES A SER?

La importancia de Sam – El papel del Padre

sam y frodo sonrientesMuchas personas han leído o han visto El Señor de los Anillos. Está claro que el protagonista de la historía es Frodo. Él es el responsable del anillo, el encargado de lograr que el anillo llegue a su destino, de asegurar que nada le sucede, que no cae en malas manos, que a él, aunque le presione, le afecte y le tiente, no consigue doblegar su voluntad de llegar a donde ha decidido ir. Y Frodo está claro que es la madre, que es la responsable de ir con el bebé hasta el día del nacimiento en su vientre, de lograr que todo vaya bien hasta ese gran día del re-encuentro.

¿Qué hubiese sido de Frodo sin Sam? No sabemos qué hubiese sucedido. Está claro que Sam, por él mismo, no hubiese logrado llevar el anillo a su destino, que tan solo puede acompañar a Frodo. Y de la misma manera, el padre no puede hacer nada sin la madre. Es así, y es bueno aceptarlo y tenerlo presente, que Sam es alguien que no tiene el papel principal, y sin embargo es quien está allí, siempre, en todo momento para apoyar a su señor Frodo. En los buenos momentos él está allí para compartir. En los no tan buenos, él está allí para recordar el objetivo, y mostrar que la fortaleza de Frodo es admirable y que seguro que consigue el objetivo.

Ese es el papel del padre. Estar, siempre, apoyando a la madre, recordando que ella es fuerte, que puede, y que también puede tener momentos de duda, de bajada, momentos de debilidad, y que esos momentos pasan, y él está allí, aportando esa seguridad y tranquilidad desde una posición externa a la vez que conectada para ofrecer lo que la madre necesita. No lleva al bebé en el vientre, no es el protagonista, no consigue nada por si solo. Pero el padre es el que pude marcar la diferencia entre un camino con baches, o un camino en el que siempre los baches estén suavizados asegurando que el sendero está libre, despejado, alisado, y que se observa el re-encuentro con el bebé al final del mismo.

«Llegaré, aunque deje todo menos los huesos por camino. Y llevaré al señor Frodo a cuestas, aunque me rompa el lomo y el corazón.» –Sam en El retorno del rey.

“¿Cómo van a acabar bien? ¿Cómo volverá el mundo a ser lo que era después de tanta maldad como ha sufrido? Pero al final, todo es pasajero como esta sombra. Incluso la oscuridad se acaba para dar paso a un nuevo día. Y cuando el sol brilla, brilla más radiante aún, esas son las historias que llegan al corazón, porque tienen mucho sentido aún cuando eres demasiado pequeño para entenderlas. Pero creo, señor Frodo, que ya lo entiendo. Ahora lo entiendo. Los protagonistas de esas historias se rendirían si quisieran pero no lo hacen. Siguen adelante. Porque todos luchan por algo.” —Sam a Frodo cuando Frodo está agotado muy cerca del final.

«Me hace feliz que estés aquí conmigo. Aquí al final de todas las cosas, Sam.” —Frodo a Sam

Este relato se ha gestado, creciendo dentro de mí,  durante la formación de Facilitador de Hipno Parto®, en la que me he sentido en la piel de la madre, en la piel del padre, en la piel de quien acompaña en ese camino genial del embarazo y el nacimiento, y ha llegado el momento del nacimiento de este texto. Te invito a compartir las virtudes de HipnoParto® con todas las mujeres y parejas que estén en un proceso real de dar vida y deseen hacerlo desde una conciencia diferente y potenciadora. Para mi será un placer poder compartirlo.

papa-y-embarazo

Escuchemos a nuestro cuerpo

Ayer por la mañana leí esta cita de Hipócrates y comenté lo siguiente en una red social:

Como mínimo escuchemos al cuerpo. Él habla, habla, y nos cuenta y nos pide y nos sugiere, y nosotros no lo escuchamos hasta que grita, y grita, y nosotros reaccionamos con sorpresa, con tristeza y dolor. Escanea tu cuerpo escuchando a cada una de sus partes de vez en cuando, y haz caso a lo que te sugiera intuitivamente, dejando las «excusas» generadas por tu parte cognitiva de «ya me lo miraré otro día….; seguro que se pasa….; esto es normal y con esta pastilla ya se me pasa….». Solo tenemos un cuerpo, y ese cuerpo somos nosotros, sin él no somos nada (al menos en este plano de realidad).

Al cabo de un rato fui al baño, a realizar algunas de estas actividades que, más o menos todos, realizamos diariamente. Y en un momento de conexión con mi yo más esencial bajo las dulces y templadas caricias del agua en la ducha, comprendí por qué para mi desde siempre el baño ha sido un lugar tan íntimo y personal.

Durante gran parte de mi vida he estado activo a un ritmo bastante acelerado, desde el primer momento al despertarme, ya fuese para ir a la escuela, a la universidad, al trabajo, etc… hasta el momento de irme a dormir, en el que frecuentemente «tocaba» leer algo o tener una conversación, etc… y de repente…. el baño. Me vino a la mente un oasis en mitad del desierto de desconexión con mi cuerpo. El baño ha sido mi oportunidad de conectar conmigo físicamente, de escuchar a mi cuerpo, de mirarme al espejo, de sentir el cepillo de dientes en las encías, de notar mis nalgas apoyadas en la taza del inodoro, de ser consciente de que en mi interior hay un aparato digestivo y uno excretor, de sentir mi piel en contacto con el agua, ya sea caliente, fría, relajante o estimulante….. en definitiva, esa ha sido durante muchos años mi «sala de comunicación mente-emociones-cuerpo». Ahí es donde he realizado muchos de los escaneos diarios para saber realmente cómo me siento, qué siento, y dónde lo siento.

En la actualidad, después de ya varios años vinculado al mundo de la PNL, el coaching, realizando visualizaciones guiadas de manera frecuente, algunas meditaciones, etc… esta conexión con mi cuerpo es mucho más frecuente, aunque el baño continúa siendo un lugar fantástico para asegurarme mi tiempo y mi espacio para estar en el aquí y el ahora.

Y ayer por la tarde tuve la ocasión de asistir a la 4ª charla-coloquio de La Nave a La Consciencia en Torre Amat, en la que hablamos con  Jenny Moix de su último libro «felicidad flexible» y luego Andrés Martín Asuero nos facilitó una meditación Mindfulness. Con ambas actividades estuve reafirmando la importancia del cuerpo, de tener consciencia de quién soy, en todos los aspectos de mi persona, para poder actuar sobre los que desee mejorar, colaborando conmigo mismo a ser más feliz.

Es genial sentir las sincronías de la vida, saber que el fluir con lo que la vida nos facilita y estar atento por estar conectado y presente, hace que todo avance hacia un lugar en el que da, cada día más, la sensación que es el más adecuado, que es justo ese mi lugar en este momento y me permite continuar sintiendo el aquí y el ahora.

Para todo aquel que tenga interés en iniciar una mejora, una mayor conexión entre cuerpo, mente, emociones, etc…  una de las opciones es la PNL (Programación Neuro Linguística), que justamente nos facilita técnicas para mejorar los «programas» que mediante lo lingüístico (lo verbal y lo no verbal) hace que nuestra Neurología (todas las neuronas y resto de células de nuestro cuerpo) sientan de determinada manera. Os ofrecemos la oportunidad de iniciaros con Una Cata de Crecimiento, un taller de un día de duración y que tiene actualmente programadas dos fechas: 30 de Junio en Terrassa y 21 de Julio en Sabadell.

Puedes solicitar más información  o apuntarte por teléfono 633.706.249 o por mail info@oscarguirado.es, y enviar los datos del taller a todas las personas que consideres que les puede interesar.

Un gran abrazo (si, con consciencia plena del contacto)

Puedes descargar el pdf del taller para ver más información en el siguiente link:  Un Tast de Creixement

¿Solistas o Coros?

El pasado sábado 5 del 5 tuve el placer de asistir a un espectáculo que me impacto muy gratamente. A mi mujer también le encantó y fue ella, al día siguiente, la que me sugirió escribir sobre ello. Y el lunes, participando en el OpenBrunch de Pinea3 Institute, acabé de ver claros algunos temas al hablar de T-Learning y de formación de equipos, en empresas, organizaciones, familias, o cualquier otro grupo humano.
El espectáculo fue redondo, dado que la recaudación era para la «Fundació Miquel Valls» con el lema «Fes un gest per L’ELA» (haz un gesto por el ELA – Esclerosis Lateral Amiotrófica) http://www.elacat.org/ca/, y el titulo del espectáculo fue «Spirituals» de «The Gospal Viu Choir» http://www.gospelviu.net/agenda-programacion-gospel.
Realmente fue impactante. Un coro de Gospel, interpretando espirituales, algo mucho más introspectivo y que generó de inmediato un ambiente de conexión entre todos los asistentes: el director del coro, los 59 miembros del coro, los dos músicos que los acompañaban, el bailarín y los más de 250 asistentes del público. En la mayoría de las canciones había un solista, o dos voces destacadas para algunas pero, hasta en las que solo se escuchó una voz, todo el coro generaba energía de equipo.
El director vestia de negro, igual que los músicos, y el coro vestia de blanco, cada uno a su estilo pero con la misma tonalidad. El halo que se observaba a su alrededor cuando se unían todas los voces era mágico, y se me ponía el bello de punta, se me humidificaban los ojos, y un escalofrío me recorría toda la columna, como si las vibraciones generadas por sus voces entrasen por mi séptimo chakra y bajase hasta el primero, activando toda mi energía.
El director del coro fue haciendo intervenciones entre pieza y pieza, para hablar de su equipo, de lo que estaban ofreciendo, para agradecer al público la asistencia, y a la fundación la oportunidad ofrecida. A parte de este liderazgo que ayudaba a la cohesión del equipo, cada uno de los miembros tenía una actuación necesaria para que el conjunto fuese tan espectacular, aunque distinguir su voz fuese tarea exclusiva para un músico experto. Tanto el que tenía voz para interpretar una pieza en solitario, como cada una de las mujeres, como cada uno de los hombres, fuese cual fuese su tono, su fuerza, su color de voz, tenían un papel necesario en ese perfecto trabajo en equipo que realmente vibraba a una única frecuencia.
Sobre música tan solo se lo que estudie en EGB, y como con los vinos…. solo distingo si me gusta, no me gusta, me fascina, me deja indiferente, me electrifica, etc… y este gran grupo de personas hizo que esté escribiendo de ellos por ser un gran equipo y transmitir tanto. Y creo que esto es: por su manera de aprender como una unidad, a la vez que potencian las cualidades individuales de sus miembros, teniendo presente la importancia de todos y cada uno, facilitándose la colaboración, actuando como si realmente fuesen solo uno, como si fuesen una piña. Y a todo esto se le suma que parte de lo que transmite este equipo es la colaboración desinteresada, el apoyo a personas o grupos que lo necesitan, la búsqueda de  justicia social. En resumen, tienen en cuenta aspectos básicos para un buen desarrollo de nuestra sociedad.
¿Qué sucedería si las empresas, organismos oficiales y otras organizaciones funcionasen de la misma manera? ¿Cómo sería nuestra situación actual si los grupos humanos tuviesen líderes y miembros capaces de realmente vivir y aprender como un equipo que avanza en una única dirección, teniendo en cuenta al entorno?
Para los que les interesa el tema de equipos, también puede interesaros el libro publicado recientemente por el Centro de Innovación de EADA  «¿Trabajas o colaboras? Team Beat, la eficacia de la cooperación», co-escrito por 10 autores, entre los cuales 4 miembros de Pinea3. http://blogs.eada.edu/2012/03/29/trabajas-o-colaboras/
¿Trabajas o colaboras? ¿Solistas o coros?? Podemos aprender. Podemos mejorar, podemos fijarnos en cualquier grupo que realmente funcione y consiga su objetivo para ver qué es lo que realmente hacen para conseguirlo. En The Gospel Viu Choir yo lo vi, lo oi y lo sentí (por los tres sistemas de percepción básicos) clarísimo. Espero siempre verlo con la misma nitidez, y que muchas otras personas tengan la misma oportunidad, la aprovechen y cada vez más nos convirtamos en una sociedad cooperativa con individuos cooperantes, en la que los intereses de todos seann superiores a los individuales.

¿Mantenemos la conexión?

Esta es la pregunta que me surgió hace unos días, tras varias circunstancias de las que algunos hablan como casualidades y otros como causalidades. Sin importar la denominación que le de cada cual, pero sí el significado que para cada uno tienen los sucesos de la vida, la relación entre ellos y la manera de integrarlos, me gustaría plasmar lo que ha ido pasando por mí en los últimos días, de manera algo más ordenada a como lo ha procesado mi mente.

Estuve viendo con mi mujer fragmentos de las películas El rey León y Pocahontas, por que algo nos llevó a buscar escuchar las canciones de esos fragmentos. Yo era consciente que esas canciones me gustaban, pero no recordaba el mensaje que llevaban. Tras ver estos videos vi alguno más, y recordé la similitud entre Avatar y Pocahontas, comprendiendo qué es lo que realmente me emociona cada vez que veo estas películas.

Y ese es el tema, la conexión. Primero con uno mismo, que me surgió mientras, a la vez que pensaba en todo esto, leí varios artículos sobre la felicidad de las personas durante la meditación, sobre mindfulness, y otros métodos de tomar consciencia de uno mismo.  A esto se sumó una conversación con un gran amigo, que estaba afectado por la muerte de un amigo suyo, llevándome a recordar la conexión o desconexión con los amigos y familia. Y esto se sumó a lo que ya llevaba algunos días pensando sobre la conexión y relación con el resto de animales del planeta, con el resto de seres vivos, con los minerales y otros elementos que conforman este planeta. Y, finalmente, con algo más, algo que algunos denominarán inconsciente colectivo, otros Díos, otros naturaleza, otros energía universal, etc….

En definitiva, sea como sea, para yo sentirme pleno, tranquilo, confiado y feliz, puedo hacer algo tan simple como seguir estas conexiones (para mi en este orden aunque quizá no para todo el mundo deba ser el mismo) y sentir que la vida fluye dentro de mi, y desde y hacia algo superior a mi. Me conecto conmigo mismo, mis sentimientos y emociones, mi cuerpo, mi esencia, mis pensamientos. Luego conecto con mi mujer, con mis amigos, con mi familia y otras personas. Y más tarde presto atención a todo lo que conforma mi entorno, a ese «círculo de la vida», a esa conciencia de que «no es mío todo lo que piso», a esa «conexión-fusión entre dos seres» y ese «árbol al que todos y todo estamos conectados y a través del que todos compartimos sensaciones y emociones».

Y esta conexión y relación con absolutamente todo, entendida como una conexión energética, ya sea viéndolo desde una mirada espiritual o analizando mediante la física cuántica, me lleva a saber que si, que mantenemos la conexión, y que cada vez más personas tomamos conciencia de que la mantenemos y deseamos vivirla plenamente.

Decido ser consciente de estar conectado, potenciar las conexiones y disfrutar de esa energía global.

Disfrutad la música, el mensaje, los colores…. y lo que os genere ver los vídeos.