La empresa cognitiva

empresa-menteEs indudable que en el mundo empresarial cada vez más se han ido desarrollando modelos y herramientas que permiten una mejor toma de decisiones gracias a un mejor análisis de los acontecimientos.

Para ese análisis, podemos decir que cada día más personas dentro de las organizaciones realizan unos procesos cognitivos elaborados, aprovechando gran parte del potencial de su cerebro racional, de su mente consciente, de su córtex pre frontal.

En ese proceso de análisis y toma de decisiones, es de gran valor e importancia algo para lo que ya muchas compañías facilitan acompañamiento a sus directivos y mandos: la toma de conciencia y responsabilidad. Estas dos palabras llevan implícito un significado enorme que permite acercarse a esa mejora de la organización. El coaching ya lleva varias décadas en el mundo empresarial, facilitando que directivos, mandos y equipos realicen mejoras gracias a esos dos aspectos. Primero la toma de conciencia. Con este primer paso, se valora realmente lo que hay, lo que no hay, lo que puede ser, cómo se contribuye a algo concreto, etc… Tras esa toma de conciencia, se puede dar el segundo paso, la responsabilidad llevada a la acción.

Quien toma conciencia puede responsabilizarse, y con eso se ha dado un paso enorme hacia el logro de los objetivos. Lo que ocurre es que, esa toma de conciencia y el responsabilizarse, se realiza desde ese lugar, desde esa cognición, desde ese analizar los datos, las situaciones, las opciones, etc… desde esa parte de la persona, desde la parte consciente, basándose normalmente en el hemisferio más racional, y dando por válido y por completo ese análisis.

Fuera del mundo de la organización, tanto en el crecimiento personal, como en el ámbito de la salud, cada vez más se están desarrollando métodos, técnicas, proyectos, etc… que tienen en cuenta a las personas como lo que somos, seres completos, con mucho más que una parte racional consciente. Cada día más personas se benefician de algo más holístico. De mejorar todos los aspectos que conforman al ser. Se tienen en cuenta el cuerpo y la mente, viendo las interacciones, las inevitables continuas influencias entre ambos mediante los pensamientos y el sistema nervioso, las hormonas y las emociones. La parte consciente junto al subconsciente, sabiendo que el segundo guía más del 95% de cómo pensamos, sentimos y actuamos. El trabajo conjunto de ambos hemisferios, el más racional y el más emocional. Teniendo en cuenta lo que la física cuántica nos lleva demostrando ya más de un siglo, que somos energía y que según nos fijamos, según hacemos vibrar esa energía, tiene una mayor o menor densidad, desde la honda (invisible para nosotros y que negábamos hasta hace poco) a la partícula (materia densa, que la física newtoniana dio como la verdad absoluta en el mundo de la ciencia).

Y ya es momento de que las empresas, a través de las personas que las componen, desarrollen ese potencial holístico. Ya es hora que se tenga en cuenta a los directivos como personas, con sus pensamientos conscientes e inconscientes, con sus emociones, con su energía, con sus creencias, con su cuerpo y su espíritu. Y para eso un acompañamiento en la mejora como el  Catalyzing®  puede facilitar esa mejora de la globalidad del ser y, por ende, la mejora de la organización, de una manera mucho más eficaz y eficiente, tanto a corto como a medio o largo plazo, al asegurar la evolución congruente y coherente, y no tan solo la ejecución de unas acciones que, cognitivamente, parece que acercan a los objetivos. Tomando lo mejor de un proceso de coaching como base, se le agrega valor al combinarlo con otras técnicas y métodos, haciendo que se acompañe cada una de las partes y la globalidad de la persona, siendo mucho más seguro, eficiente y motivador, con esa filosofía de que los recursos personales existen y con este acompañamiento se facilita que estén disponibles.

Para más información sobre cómo puede un proceso de Catalyzing® colaborar a esa mejora de las organizaciones a través del acompañamiento holístico a las personas, consulta CATALYZING® – Catalización del cambio  y contacta por correo en info@oscarguirado.es o bien por teléfono en el +34.633.706.249.

Gracias 2012 – Bienvenido 2013

2012 2013Para dar las gracias a este año que finaliza y dejarlo ahí, con todo lo que me ha dado, de manera que pueda iniciar el 2013 abierto a todo lo nuevo que vendrá, que creeré y que creare, plasmo aquí un resumen de los posts escritos, con breves referencias a cada uno.

Empezamos el año con una nueva oportunidad, como cada día, aunque siempre en ciertas fechas nos fijamos más. En este caso era la Oportunidad de reinventarse“, decidiendo quién quiero ser.

Tras esta oportunidad, hablé de “Mis luces y mis sombras , de aquello que conforma mi ser, y de lo que, si quiero, puedo tomar conciencia para luego responsabilizarme, potenciando lo luminoso y aceptando lo sombrío para completar mi ser.

A continuación, como consecuencia de las causalidades de la vida, y tras ver unas películas con Anna, mi mujer, lancé una pregunta al aire (o a mi mismo) ¿Mantenemos la Conexión? que a mi me sirve para re-conectar, conmigo mismo y mi esencia, con mi familia, con mis amigos, con otros seres de este nuestro planeta, y con algo más amplio a todos nosotros, lo llamemos como lo llamemos.

Lo que plasmé en palabras en este blog posteriormente lo titulé La potencialidad de la Bellota , haciendo referencia a lo que cada uno podemos llegar a ser debido a que ya lo somos y tan solo hace falta tomar conciencia y responsabilidad. “Todos somos bellotas que estamos cansados de ser comida para los cerdos, y queremos transformarnos en Robles”.

Con esa potencialidad, el siguiente paso fue saber que es bueno Preocuparme  por lo positivo , haciendo referencia a cómo enfocar lo que hay, basándome en una exposición de Osho que iniciaba con “Nunca te preocupes por los negativos. Cuando enciendes una vela, la oscuridad se va por sí sola. No intentes luchar con la oscuridad; es imposible, porque la oscuridad no existe…..”

Le daba la bienvenida a la primavera, sabiendo que Empieza a florecer , y que eso también lo podemos hacer las personas, y que, como las plantas, para lograrlo es bueno plantearse : ¿Qué haces para escanear tu nivel de salud? ¿Qué es para ti la salud? ¿Verificas tu estado físico, psicológico, emocional, energético, ….? ¿Qué haces para mejorar tu nivel de salud?

Y ese florecimiento primaveral de la persona, también planteaba una nueva cuestión: ¿Solistas o coros?  en la que hacía referencia a la diferencia entre un grupo de personas y un “ser vivo” de entidad superior como era el Coro de Gospel de TGV que pude ver en directo y me maravilló y que vinculaba al libro publicado por el Centro de Innovación de EADA  “¿Trabajas o colaboras? Team Beat, la eficacia de la cooperación”.

La siguiente inquietud en el blog tuvo que ver con la comunicación propia, partiendo de un consejo que me atreví a copartir: Escuchemos a nuestro cuerpo , con toda la información que nos transmite respecto a nuestro estado. Y hablé sobre el poco caso que le hacemos en muchas ocasiones, y las opciones que tenemos, como la meditación, para facilitar ese nivel de escucha activa de nosotros mismos.

Y de los escritos anteriores, entre otras cosas, surgió el siguiente: Organizaciones – Claves para gestionar y re-energizar tu equipo en el que hablé de opciones para crear equipo, para mirarlo desde una visión sistémica y novedosa como la que ofrece Pinea3.

Y Tras el solsticio de verano… mejorar!!!!. A eso es a lo que invitaba. A aprovechar una época especial del año para relacionarse, respirar, pasear y, por que no, realizar algún taller orientado a la mejora desde una vertiente de autoconocimiento y diversión.

Lancé tambiénUna idea absurda – como la mayoría de las que consiguen avances significativos, enfocada en lo que creo que podría haber sido diferente respecto al rescate bancario vs el rescate de personas y de la sociedad en si. Un planteamiento para que muchas personas mejorasen su situación y contribuyesen a una reactivación económica.

Este tema de la banca me genera una emoción muy clara: rabia. Y sin tener ningún vínculo, o si, tuve claro La importancia de reconocer las emociones . En este post, que surgía de una serie de TV en la que una protagonista “parece” incapaz de reconocer las emociones, ni propias, ni agenas, por padecer “Asperger”, me centré en la suerte de las personas que pueden afectan a su vida gracias a reconocer sus propias emociones, prestarles atención y actuar en consecuencia.

Una de las emociones habituales en los viernes es la alegría, que muchos muestran con la frase:Por fin es viernes!! . Aquí me centré en el por qué tantas personas se pasan la semana “amargándose” y planteaba una fórmula: Cambiar cosas que no me gustan + aprovechar lo que si me gusta = mejorar de manera exponencial!!!.

Y las emociones que reconocíamos con anterioridad, junto con haber adoptado una perrita y ser fan de César Millán, me llevó a escribirTransmitiendo emociones, transmitiendo energía  y plantear, entre otras preguntas: “¿Y qué acostumbramos a hacer con esas emociones, con esos estados anímicos, con nuestro nivel energético, con lo que transmitimos mucho más allá de las palabras que usamos?”

Posteriormente, un trayecto en tren, me llevó a plantear: Abuel@s desconectad@s – Abuel@s conectad@s, donde hablaba de la desconexión que vivimos debido a estar conectados a un mundo virtual cada vez más instantáneo, en el que puedo, ahora mismo, escribir esto que tu, en otro lugar del planeta, puedes leer de manera inmediata, y sin embargo estar desconectado de lo que hace tu hijo, tu marido, tu padre, tu hermano, que está sentado a menos de un metro.

Y esa desconexión, entre otras cosas, me llevó a plantear: Recuperando el poder personal, de hacer lo que deseo y desear lo que hago, siendo yo en vez de cumplir con un esquema establecido por otros y que yo creo que debo cumplir.

Y para ese fin, es bueno tener claro El Norte Personal, al que también podemos denominar “misión” y que comentaba con la frase: “Hay dos días importantes en la vida de cualquier persona. El día que nace, y el día que descubre el para qué” (William Barclay). Al final ese día en que descubrimos ese norte, esa misión, ese para qué, podemos empezar a actuar congruentemente con eso (y quizá siempre lo supimos de alguna manera y recuperando el poder personal, lo reflotamos).

Y a veces, para recuperar ese poder personal y ver nuestro norte, es útil desgranar La Montaña de Azúcar que a veces se forma con pequeños granos (o problemas). Para mi la mejor opción es tratar esa cúmulo de granos de azúcar con cuidado, acariciándolo, normalmente ayudado por un utensilio que lo facilite (como una cucharilla o tenedor), facilitando que los granos más externos se vayan desprendiendo, haciendo la “montaña” algo más pequeña, hasta que de repente se convierte en dos pequeños montículos, mucho más fáciles de manejar, y llegando a disgregarse totalmente en granos de azúcar, totalmente manejables y solubles en cualquier líquido en el que fluir.

Y esa montaña de azúcar, en el caso de una mujer durante el embarazo esperando a un bebé, lo que acostumbra a  formar parte de su norte personal, es bueno tener clara La importancia de Sam – El papel del Padre ,que puede facilitar el proceso, tal como Sam se lo facilitó a Frodo en el Señor de Los Anillos (tuvieron claro el Norte personal y fueron deshaciendo las montañas de azúcar que aparecían).

Y para finalizar el año…. nada mejor que invitar con una pregunta:¿Te atreves a SER? , combinada con un simple análisis de los verbos copulativos y la diferencia entre “ser y paracer”. Una pregunta que nos lleva a aceptarnos tal como somos, a dejar los disfraces que hemos ido adquiriendo para ser más aceptados, y “ser algo”. Ya somos, ya eres, ya soy. Pronuncia en voz alta: “YO SOY”!!!

y con eso te invito a empezar este nuevo año, siendo, con todo lo anterior integrado, y limpio, para disfrutar del camino que es vivir cada día, disfrutando del regalo que es SER, aquí y ahora, que es lo único real.

Aprovecho para dar las gracias a todos los que leéis lo que escribo, y en especial a Anna, mi mujer, que, a parte de revisar mucho de lo que escribo, tantas veces es mi primera inspiración a la vez que una compañera en el camino de ser, hacia ese poder personal, conectado conmigo, mis emociones, ella y todo.

Si lees esto en 2012, aprovecha este último día del año. Si lo lees en 2013… aprovecha el día en que lo estás leyendo. Vive y se feliz, hoy y siempre.

Hasta el año próximo!!!!! Un gran abrazo!!!

La importancia de reconocer las emociones

Las emociones forman parte de cualquier persona, en todos los momentos que vivimos. Es algo inherente al ser humano (y quizá a muchos otros seres) y muchas veces no tenemos consciencia de las emociones que vivimos (o en las que vivimos).

Me ha hecho pensar mucho en este tema una serie de TV (frágiles) en la que el protagonista principal es un fisioterapeuta (Pablo) con una muy buena capacidad empática y una gran habilidad para ayudar a sus pacientes de manera holística, pero con una gran incapacidad de ayudarse a si mismo, totalmente desconectado de sus propias emociones, mediante la ironía y, seguramente, mediante esa sobre atribución de responsabilidades para con sus clientes.

Una de las protagonistas en una de las historias que son hilo conductor de la serie, es una chica diagnosticada con Asperger (Lola). Una de las características de este diagnóstico es la incapacidad de reconocer emociones, ajenas y propias, así como de expresar las mismas (la incapacidad de mentir es otra característica que me sorprendió).

Viendo esta serie, y el extraordinario trabajo que realiza Ruth Nuñez  en este personaje de Lola, tomé consciencia de la suerte que tenemos por poder reconocer las emociones a la vez de la importancia que tiene.

  • En primer lugar las ajenas, para poder actuar en consecuencia, conectando con la otra persona, estando (como decimos en coaching, pnl, etc..) en rapport, siendo empático, haciendo uso de nuestras neuronas espejo.
  • Y en segundo lugar, aunque no menos importante, tomando consciencia de las propias emociones. Esto nos permite actuar en consecuencia. Nos permite reconocernos, saber lo que es para nosotros importante. Saber cómo nos afectan las circunstancias. Conocer nuestras reacciones al entorno y a nuestros pensamientos. Y como consecuencia de todo esto encaminarnos a nuestra felicidad.

En la serie, Lola consigue reconocer emociones básicas en los otros, mediante el estudio de los movimientos faciales. También consigue sonreír para demostrar que algo le gusta. Y con ayuda de Pablo consigue reconocer lo que es importante en su vida, tanto en positivo como en negativo (y hasta consigue mentir).

La serie es un gran ejemplo de cómo dos personas extremas (una con gran capacidad empática y otra con aparentemente una nula capacidad) afectan a su vida gracias a reconocer sus propias emociones, prestarles atención y actuar en consecuencia. Hasta el momento en que toman consciencia de las mismas y actúan consecuente y congruentemente con éstas, ambos viven sin acercarse a su felicidad.

Y tu….

  • ¿eres consciente de tus emociones?
  • ¿Cuántas veces te encuentras viviendo anestesiado?
  • ¿en cuántas ocasiones tu vida te lleva?
  • ¿Cuánto crees que tu cuerpo te avisa de estar actuando sin ser consecuente con tus emociones?

Puedes conectar contigo mismo. Puedes ser consciente de tus emociones.

Puedes descubrir qué causa cada emoción y actuar en consecuencia.

¿Te apuntas?

La potencialidad de la bellota

Hoy he estado en un Open Brunch del P3Institute, y, entre otras cosas, me ha venido a la mente, tras unos cuantos comentarios, la siguiente frase:

“Todos somos bellotas que estamos cansados de ser comida para los cerdos, y queremos transformarnos en Robles”.

Está claro que el potencial está en cada persona, igual que cada bellota es un roble en potencia. Y esta es una de las presuposiciones tanto del coaching como de la PNL. Todos tenemos todo el potencial. La vida ha llevado a muchas personas, entre las que me incluyo, a ser una bellota, creer que ese era nuestro destino, nuestro máximo potencial, y que la máxima aspiración es ser comida para los mejores cerdos, pudiendo formar parte, algún día, del mejor jamón posible.

Y llega un día, muchas veces por una toma de conciencia y una evolución paulatina, y muchas otras por una experiencia traumática, como un accidente, una pérdida de un ser querido, un cambio laboral inesperado, etc… , que despertamos y vemos que tenemos la capacidad de transformarnos, si así lo deseamos, en un roble.

Y así es. Todas las personas tenemos esa potencialidad, y tan solo es necesario:

  • tener consciencia de esa potencialidad
  • desear realizar esa transformación, que incluye momentos de romper el molde en el que estamos, crecer sintiendo los estirones, y asumir que se debe dejar atrás algunas pieles
  • buscar los nutriente necesarios
  • asegurar que recibimos el equivalente al agua necesaria
  • buscar la luz necesaria que nos ayude en el crecimiento (el equivalente del sol)

Eso es lo que podemos ser cada uno de nosotros, y el coaching, como algunas otras actividades, puede colaborar a que quien desee transformarse en roble, lo consiga.

¿Y tu qué quieres ser?