Asertividad Calmada

cropped-gota-en-nenufar.jpgEn alguna ocasión ya he hablado de la perra que vive con nosotros (Nala) y alguna referencia también he hecho a Cesar Millán. Hoy quiero compartir con quien lo desee este vídeo de una entrevista genial entre dos personas que realmente son maestros de la presencia, del control de la mente, el cuerpo, las emociones y la energía. Cada uno de ellos en distinto ámbito, pero tanto César Millán como Eckhart Tolle, aprecian a la naturaleza, al fluir de los seres en el aquí y ahora, y aprovechan lo que otros seres nos regalan como maestros.

En esta entrevista se habla de varios puntos, que no anticipo para que puedas verla y generar tu propia opinión sobre cada uno de ellos. Yo tan solo quiero mencionar lo que ya anticipaba en el título de esta entrada: La Asertividad Calmada.

Para mi hace referencia a aquel concepto de que “el mundo refleja lo que yo soy”, a que “yo puedo ser el cambio que quiero ver en el mundo”. Mi flujo energético se transmite, mi estado anímico se transmite, mis pensamientos se transmiten, y, como dice una de las leyes universales, cada acción genera una reacción. Así que, aprendiendo algo de estos dos maestros que aparecen en el vídeo, y de lo que resumen sobre la experiencia relacional con perros y humanos, si lo que deseo en mi vida es serendidad, paz, amor, felicidad, ….. lo mejor que puedo hacer es ser un generador de esas emociones y sensaciones y facilitar que fluyan, tanto con perros como con personas, o con otros seres. Desde esa asertividad calmada puedo ser propietario de mi vida, disponer de todo mi poder personal, para fluir amorosamente, ofreciendo acciones que devuelven reacciones acordes a ese modo de vivir, a ese modo de existir, de ser.

Tal como comentan en la entrevista, que el fluir de ese estado de centramiento personal y el disfrutar de una relación sana, agradable, tranquila, centrada….. no sea tan solo con un perro. Aprendamos a estar en el aquí y el ahora y disfrutemos de ese fluir, y aprovechemos la capacidad humana de repasar el pasado y proyectar el futuro tan solo para lo que nos es útil.

(Mientras veía el vídeo Nala ha estado recordándome que está aquí, que lo mejor que puedo hacer es ser congruente con lo que estoy escribiendo, y disfrutar de jugar con ella un rato. Ella también es una gran maestra y al igual que para Cesar, Anna, mi mujer, también y seguro que Nahual, nuestro hijo que nacerá en unas semanas, será para mí un grandísimo maestro, aunque de hecho lo es desde hace ya muchos meses)

Y aquí la entrevista (solo 26 minutos)

Eckhart Tolle – Cesar Millán

La importancia de Sam – El papel del Padre

sam y frodo sonrientesMuchas personas han leído o han visto El Señor de los Anillos. Está claro que el protagonista de la historía es Frodo. Él es el responsable del anillo, el encargado de lograr que el anillo llegue a su destino, de asegurar que nada le sucede, que no cae en malas manos, que a él, aunque le presione, le afecte y le tiente, no consigue doblegar su voluntad de llegar a donde ha decidido ir. Y Frodo está claro que es la madre, que es la responsable de ir con el bebé hasta el día del nacimiento en su vientre, de lograr que todo vaya bien hasta ese gran día del re-encuentro.

¿Qué hubiese sido de Frodo sin Sam? No sabemos qué hubiese sucedido. Está claro que Sam, por él mismo, no hubiese logrado llevar el anillo a su destino, que tan solo puede acompañar a Frodo. Y de la misma manera, el padre no puede hacer nada sin la madre. Es así, y es bueno aceptarlo y tenerlo presente, que Sam es alguien que no tiene el papel principal, y sin embargo es quien está allí, siempre, en todo momento para apoyar a su señor Frodo. En los buenos momentos él está allí para compartir. En los no tan buenos, él está allí para recordar el objetivo, y mostrar que la fortaleza de Frodo es admirable y que seguro que consigue el objetivo.

Ese es el papel del padre. Estar, siempre, apoyando a la madre, recordando que ella es fuerte, que puede, y que también puede tener momentos de duda, de bajada, momentos de debilidad, y que esos momentos pasan, y él está allí, aportando esa seguridad y tranquilidad desde una posición externa a la vez que conectada para ofrecer lo que la madre necesita. No lleva al bebé en el vientre, no es el protagonista, no consigue nada por si solo. Pero el padre es el que pude marcar la diferencia entre un camino con baches, o un camino en el que siempre los baches estén suavizados asegurando que el sendero está libre, despejado, alisado, y que se observa el re-encuentro con el bebé al final del mismo.

“Llegaré, aunque deje todo menos los huesos por camino. Y llevaré al señor Frodo a cuestas, aunque me rompa el lomo y el corazón.” –Sam en El retorno del rey.

“¿Cómo van a acabar bien? ¿Cómo volverá el mundo a ser lo que era después de tanta maldad como ha sufrido? Pero al final, todo es pasajero como esta sombra. Incluso la oscuridad se acaba para dar paso a un nuevo día. Y cuando el sol brilla, brilla más radiante aún, esas son las historias que llegan al corazón, porque tienen mucho sentido aún cuando eres demasiado pequeño para entenderlas. Pero creo, señor Frodo, que ya lo entiendo. Ahora lo entiendo. Los protagonistas de esas historias se rendirían si quisieran pero no lo hacen. Siguen adelante. Porque todos luchan por algo.” —Sam a Frodo cuando Frodo está agotado muy cerca del final.

“Me hace feliz que estés aquí conmigo. Aquí al final de todas las cosas, Sam.” —Frodo a Sam

Este relato se ha gestado, creciendo dentro de mí,  durante la formación de Facilitador de Hipno Parto®, en la que me he sentido en la piel de la madre, en la piel del padre, en la piel de quien acompaña en ese camino genial del embarazo y el nacimiento, y ha llegado el momento del nacimiento de este texto. Te invito a compartir las virtudes de HipnoParto® con todas las mujeres y parejas que estén en un proceso real de dar vida y deseen hacerlo desde una conciencia diferente y potenciadora. Para mi será un placer poder compartirlo.

papa-y-embarazo

La Montaña de Azúcar

azucar-moreno¿Alguna vez has visto una montaña de azúcar? Me refiero a lo que se forma en el paquete de azúcar, o en el azucarero, especialmente con el azúcar moreno.
Cuando hay humedad, o ciertos condicionantes del entorno, el azúcar se apelmaza, creando estas “piedras” de azúcar, que pueden ser incómodas en algún momento, que pueden complicar el verter el contenido del paquete de azúcar en un azucarero, o servir azúcar con una cucharilla en una taza de café o una infusión.
¿Qué haces cuando esto ocurre? Hay muchas opciones. Desde dejar ese paquete de azúcar, a ir esquivando la “piedra” y consumir el resto, a coger la piedra y tirarla a la basura, a darle golpes con enfado diciéndole que “se deshaga”…..
¿y cuál es la mejor opción? Para mí, sin lugar a dudas, la mejor opción es tratar esa cúmulo de granos de azúcar con cuidado, acariciándolo, normalmente ayudado por un utensilio que lo facilite (como una cucharilla o tenedor), facilitando que los granos más externos se vayan desprendiendo, haciendo la “montaña” algo más pequeña, hasta que de repente se convierte en dos pequeños montículos, mucho más fáciles de manejar, y llegando a disgregarse totalmente en granos de azúcar, totalmente manejables y solubles en cualquier líquido en el que fluir.
Eso mismo es lo que veo tantas y tantas veces que ocurre con los problemas de las personas. Un problema es un grano de azúcar, algo manejable, soluble, y que fluye, pero a veces, tras un tiempo sin ocuparnos de esas situaciones o circunstancias individualmente, se empiezan a encontrar con las humedades de la vida, y se aglutinan. Y de repente algunas personas creen tener una montaña enorme, que es imposible sacar del paquete, que es imposible utilizar para el café, que si se sirve en una taza de té salpica al introducirla. Y entonces llegan los bloqueos, la parálisis, el nerviosismo, la desesperación, y tantas otras actitudes poco provechosas.
Y al fin y al cabo, tan solo es necesario tener claro que esa gran montaña, no es más que un conjunto de pequeñitos granos que, individualmente, son manejables, así que podemos poner conciencia de esa opción, y dedicarnos a tratar a nuestras montañas con dulzura, facilitando el fluir con todo desde una visión más posibilitadora.

azucar-moreno-blancoPara esa toma de conciencia y facilitar la visión posibilitadora, el acompañamiento de un profesional puede ser tan útil como el de la cucharilla o el tenedor para transformar la montaña de azúcar en sus granos primigenios.

¿Cómo vas a  tratar a tu azúcar?

Por fin es viernes!!

“Por fin es viernes”. Una de las frases más repetidas en este día de la semana. Y durante la semana se van repitiendo otras como…. “a ver cuando llega el viernes”, “que palo que todavía es martes”, y similares.

¿Qué es lo que lleva a pronunciar estas frases? ¿Que emoción hay detrás de cada vez que las repetimos? ¿Cómo estamos viviendo nuestras vidas para que tantas personas vivan lo que sucede de lunes a viernes como un suplicio?

Cada día está compuesto por un conjunto de momentos que se suceden, y muchos de estos momentos pueden ser agradables, tranquilos, emocionantes, etc… y en muchos casos los dejamos pasar, dejamos de disfrutarlos por “considerar” que hay algún momento de mayor relevancia que nos da el “derecho” a quejarnos y dejar de disfrutar.

Existen, bajo mi punto de vista, dos temas fundamentales a potenciar:

1) Dar a cada situación, persona, momento, la importancia que tiene. Y ese “tener importancia” depende del poder que le queremos otorgar. Si le doy a una discusión laboral  el poder de “impedir” disfrutar de un rato de juego con mis hijos, o de un rato en la piscina, o de un café con mi mujer…. la balanza está descompensada, básicamente por que en el platillo de lo que valoro como “agradable” o “positivo” estoy aplicando una fuerza “antigravitatoria” producida por el poder mental de mis pensamientos.

2) Estoy dedicando gran parte de mis horas a realizar acciones que son perjudiciales para mi. A veces parece que sean necesarias, y que no hay alternativas posibles. La buena noticia es que siempre hay opciones. Quizá algunas veces sea algo más complejo, más laborioso, requiera más energía, tiempo o esfuerzo, pero siempre se puede mejorar.

Cambiar cosas que no me gustan + aprovechar lo que si me gusta = mejorar de manera exponencial!!!

Qué tal si hacemos algo para conseguir decir:

Que bien, hoy es ….. un gran día!!!

¿Qué quieres poner en cada patillo de tu balanza?

Si quieres puedes. Y si quieres que te lo facilite, será un placer acompañarte en un trecho de tu camino.

Preocupate por lo positivo

Gracias a una nueva visita a mi página de facebook  https://www.facebook.com/Oscar.Guirado.coach,  he recuperado una nota que puse allí ya hace bastante tiempo y que me ha inspirado para escribir ahora este post. La nota, que es original de Osho,  es la siguiente:

Nunca te preocupes por los negativos.

Cuando enciendes una vela, la oscuridad se va por sí sola. No intentes luchar con la oscuridad; es imposible, porque la oscuridad no existe. ¿Cómo vas a lucahar con ella? Solo tienes que encender una vela y la oscuridad se irá.


Olvídate de la oscuridad, olvídate del miedo. Olvídate de todas esas cosas negativas que normalmente obsesionan a la mente humana. Solo tienes que encender una vela de entusiasmo.

 Osho.

He titulado este post “Preocupate por lo positivo” porque he ido aprendiendo, en varias de las formaciones que he realizado, que el subconsicente no entiende los negativos, que si decimos “no te preocupes por lo negativo” automáticamente nuestro cerebro busca “negativo”, mientras que si decimos “Preocupate de lo positivo” esa máquina perfecta que es nuestro cerebro, genera automáticamente nuevas sinapsis etiquetadas al concepto positivo.

Así que, manteniendo la voluntad del texto de Osho, y ligado también a un post que escribí hace ya algún tiempo “Mis luces y mis sombras”, he querido escribir sobre la importancia que tiene dar valor a lo que deseamos, enfocarnos en lo que nos hace sentir bien, en lo bueno que tiene nuestra vida por pequeño que nos pueda parecer, en lo que nos motiva, nos llena, nos tranquiliza, nos da paz, o lo que para cada persona sea positivo en ese momento.

Esto me lleva a reflexionar también sobre la Ecología de Vida desarrollada por uno de mis maestros, Vicens Olivé, que nace de la rueda de la vida, y que es una herramienta para tomar conciencia de:

  • todas la áreas de nuestra vida
  • la situación actual de cada una de ellas
  • el recorrido de mejora que tenemos en cada una
  • la importancia que tienen para nosotros

Lo mejor de esta herramienta, es que nos muestra Todo lo que está OK!!! y nos muestra el camino de MEJORA que tenemos la oportunidad de recorrer.

Tanto el enfoque de esta herramienta, como la intención que interpreto del texto de Osho, como la intención de lo que yo stoy escribiendo, es que dediquemos nuestras energías, nuestros esfuerzos, nuestro tiempo y, en definitiva, nuestra vida, a potenciar nuestra luz propia, a ver el sol que ilumina entre las nubes, a saber que tras cada noche amanece un nuevo día, a tomar conciencia que, como dice la sabiduría popular, tras la tormenta, SIEMPRE LLEGA LA CALMA.

Un abrazo para ti que me estás leyendo.

Beneficios sociales

Beneficios sociales: ¿Qué pensáis sobre los beneficios sociales para los trabajadores? Sabemos que los incrementos salariales afectan de manera positiva, pero tan solo a corto plazo. En épocas de vacas flacas, estos incrementos salariales son complicados de llevar a cabo. En estas épocas, difíciles para todos, los trabajadores sienten la incertidumbre de su futuro laboral de una manera constante y potente. ¿cómo pensáis que puede percibir un trabajador, preocupado por su futuro laboral y que no recibe incrementos salariales, unos beneficios sociales? Pues, dependerá de esos beneficios, pero en general, se valorarán como muy positivos, mejorando notablemente la motivación de los trabajadores, y por ende, la eficacia y eficiencia en los procesos empresariales.

Podríamos resumir la siguiente secuencia, como algo que, por no generalizar en exceso, funcionaría en la mayoría de los casos:

Buenos Beneficios Sociales => Mejora de la motivación de los trabajadores => Mejora del rendimiento en el puesto de trabajo => Mejora de los resultados a corto, medio y largo plazo.

Introduzco aquí un concepto como beneficio social, que, según mi experiencia, todavía no se está utilizando, o como mucho se ha utilizado de manera muy limitada. Ese concepto es el “Coaching para el colaborador”.

Si que muchas organizaciones realizan procesos de coaching para sus directivos o mandos intermedios, pero, ¿cuántos de estos procesos son un ofrecimiento para el trabajador para realmente realizar un proceso de coaching para él? O sea, mi planteamiento se basa en:

  1. Ofrecer a ciertos trabajadores la posibilidad, como beneficio social de realizar un proceso de coaching individualizado. La empresa paga, pero los objetivos y el alcance del proceso lo fija el empleado.
  2. El trabajador, que percibe esto realmente como un regalo, inicia su proceso de coaching, en el que, ineludiblemente mejorará en todos los ámbitos de su vida que sea necesario para él.
  3. El empleado, se sentirá tranquilo, centrado, satisfecho, y …. motivado, sean cuales sean los temas que haya tratado durante el proceso.
  4. Seguramente, y reforzado por el echo de realizar las sesiones de coaching en el entrono laboral, el coachee tratará para mejorar, algunos temas directamente relacionados con su trabajo y la empresa.
  5. Los objetivos laborales que se fije el trabajador, repercutirán directamente en el desempeño de sus labores, sin necesidad de que esos objetivos sean consensuados con el superior, y por consiguiente, sin que el trabajador se sienta vigilado y comprometido por decisión propia.
  6. El resto de objetivos que se fije, repercutirán en su bienestar general, y por tanto, también en su rendimiento laboral.
  7. El trabajador estará satisfecho. La empresa obtendrá beneficios por varios vértices, tanto por la productividad directa, como por el ambiente laboral, como por la fidelización de los trabajadores que se sientan satisfechos.

Seguramente alguien habrá pensado que, algunos de los trabajadores que reciban un proceso de coaching, quizá decidan, como parte de su proceso de acercamiento a su estado deseado, abandonar la compañía. Muy bien, eso es posible. Y si es así….. ¿no es preferible que alguien que no está motivado y no aporta a la compañía lo que debería, decida realizar un cambio? ¿A caso esa rotación no es saludable para la compañía? Al menos yo prefiero que mis colaboradores estén comprometidos y motivados, y si eso no es posible, que sigan su camino en otra dirección.

Y todo esto, se puede realizar por un coste relativamente económico. Un proceso de coaching podemos determinar, como media, que dura unas 10 sesiones. Si se contrata un coach para una mañana o una tarde a la semana, se pueden realizar 3 sesiones (3 trabajadores). Si el año dispone de 40 semanas efectivas, se puede, cada año, ofrecer este beneficio social a 12 colaboradores, con tan solo una mañana o una tarde a la semana. El coste, logicamente, oscilará dependiendo del coach al que se contrate. ¿creéis que se puede realizar por 150€/sesión? Si fuese así, ascendería a 18.000€.

Conclusión: Por 18.000€ al año, se puede motivar a 12 colaboradores, y conseguir que el clima general de la compañía se vaya transformando.

Reflexión: ¿habéis calculado qué se le puede ofrecer a 12 colaboradores con salarios medios y altos, con 18.000€ al año de coste empresa? creo que serían unos 50€ al mes.

Si a alguien el planteamiento le resuena como realmente positivo, puede contactar conmigo, que le aseguro que podemos llegar a un acuerdo para asegurar un coste similar al comentado.