Todos los caminos conducen a ROMA ?

roma

Después de varios años desde que cree El Salón de los Espejos, por fin he visto claramente algo fundamental en uno de esos objetos reflectantes.

He encontrado el mensaje oculto más importante de todos los que heredamos de la antigua Roma. En esa época, el imperio romano construyó más de 70.000 km repartidos en más de 400 vías que iban desde todos los puntos del imperio hasta la capital. Y de ahí se supone que surgió la frase del título del post.

Seguro que tu también has escuchado alguna vez aquello de…. y si todos los caminos conducen a Roma, de Roma cómo se sale??

Pues bien, hoy he visto un gran mensaje oculto entre estas frases y los espejos, y es que, desde donde sea que estés, sea Roma o cualquier otro lugar o situación, se sale con Amor. A todas partes llegas desde el AMOR. Si cogemos el doble sentido circulatorio, y aplicamos el reflejo de ROMA, es directo que, desde el AMOR (el inverso a Roma) llegas a todas partes.

Y es así de simple, si conectas con el AMOR puedes llegar a donde te propongas. Si permites que todas tus células vibren a la más alta frecuencia posible viviendo esta experiencia física, la que se logra desde el Amor, puedes avanzar con toda seguridad hacia el logro de tus objetivos.

Estamos acostumbrados a vivir en una sociedad que promueve el miedo. El miedo es el opuesto al amor y es a lo que estamos acostumbrados desde pequeños. Nos inducen al miedo a caer, a hacernos daño, a no ser suficiente, al rechazo, a no encajar, a que no nos quieran, a fracasar, a la muerte, a la vida….. a todo en general. Y el miedo es lo que hace que todos los caminos conduzcan a Roma, a un laberinto sin salida, llegando a donde quieren que lleguemos y nos estanquemos. Y es momento de aplicar el principio hermético de polaridad y ver claro que el AMOR conduce a todas partes.

Te deseo un buen trayecto, desde donde estás a donde deseas ir. Que la fuerza (en su lado luminoso, el del amor, y no el lado oscuro del miedo) te acompañe.

Anuncios

¿Qué es real?

ImagenHace algunas semanas tuve la suerte de que Carlos facilitase que viese un cortometraje que me maravilló. Tiene alguna relación con la foto que aquí muestro, con el espejo. Se titula flejos y (re) flejos, y muestra alguna posible realidad paralela (simultanea, diferente, …), con algún vínculo también a Matrix. Y hace unos días, en esta ocasión a través de Amparo, llegué a un documental también apasionante: El cerebro automático: La magia del inconsciente que nos muestra de una manera relativamente sencilla, a la vez que con base científica, lo que hacemos con la realidad para procesarla.

El poder ver estas dos cintas, me ha planteado algunas cuestiones que, aunque ya hubiesen venido a mi mente en otros momentos, en esta ocasión lo han hecho “en pack”, y ahora las comparto, para que cada cual piense, si lo desea, sobre ellas:

  • ¿qué es real?
  • ¿prefiero conocer la realidad o ser feliz?
  • ¿que diferencia hay entre conocer la realidad y tener razón?
  • ¿prefiero tener razón o ser feliz?
  • ¿en qué medida soy propietario de mi vida?
  • ¿cuántas cosas dejo que sucedan por que “son así”?
  • ¿qué hago para cambiar lo que me gustaría que fuese diferente?
  • ¿en qué pongo mi foco de atención? ¿me fijo en lo que deseo o en lo que no deseo?
  • ¿cuanto dejo que se relacionen mi consciente y mi subconsciente?
  • ¿cómo aprovecho para que mi “piloto automático” me favorezca?
  • ¿cuántas “ilusiones” me creo? ¿cuáles? ¿me “venden motos”?

hay muchas otras preguntas que pueden surgir del visionado de este corto y este documental (link directo en los títulos). Te animo a que los mires (mucho más que verlos) y luego a volver a las preguntas, y que añadas las tuyas particulares. Y solo con las preguntas algo nuevo se abrirá, sin necesidad de encontrar las respuestas….

Cada día tengo más clara la potencia de facilitar mejoras a través de un equilibrio entre consciente y  subconsciente, racionalidad y emocionalidad, nivel energético/espiritual, corporal y mental, etc… en definitiva, mejorando en plenitud, desde la esencia hacia afuera, en la globalidad del ser, actuando en cada combinación de persona-situación-momento, según la mayor eficacia y eficiencia para acercarse a eso tan buscado que es la felicidad y que siempre, siempre, siempre, está tan cerca que muchas veces nos cuesta encontrarlo.

El Coaching, la PNL, la Hipnosis Naturalista, el Psych-k®, el Tapping, el Reiki, …. y muchas otras técnicas y métodos, pueden facilitar esas mejoras y ese encuentro de la felicidad personal. Y con el Catalyzing®, abarcamos todos esos aspectos comentados para que esa mejora sea global de manera sencilla y eficiente.

Gracias por compartir esta entrada con tus contactos, por comentarla y enriquecerla con tus experiencias y por contactar si deseas más información.